México: Prenden fuego a alcaldía de Iguala | América Latina | DW | 22.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México: Prenden fuego a alcaldía de Iguala

Con paros estudiantiles en universidades, marchas y acciones pacíficas de la guerrilla zapatista, México se moviliza por los 43 estudiantes desaparecidos. En Iguala, las protestas se tornaron violentas.

El Palacio Municipal de Iguala, en llamas.

Palacio Municipal de Iguala, en llamas.

En ciudades como Iguala, donde los jóvenes desaparecieron el 26 de septiembre, Guanajuato, Cuernavaca y Guadalajara, en las montañas de Chiapas donde tiene presencia el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y en la capital, se organizaron actos con el reclamo de "Vivos los llevaron, vivos los queremos".

Pero en Iguala, donde marchaban pacíficamente unos 5.000 estudiantes y maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (Ceteg), encapuchados incendiaron el Palacio Municipal, arrojando cócteles Molotov, reportó la prensa local. El grupo de manifestantes violentos arrojó piedras y palos, rompió vidrios e irrumpió en el edificio, donde destrozó parte del mobiliario de las oficinas. El ayuntamiento había sido desalojado desde el lunes para evitar que manifestantes destruyeran equipo o material importante.

Este se convirtió en el incidente violento de la jornada, que incluye una manifestación multitudinaria en las calles de Ciudad de México en la noche, desde el monumento del Ángel de la Independencia hasta al céntrica Plaza del Zócalo. Mientras, en Chiapas indígenas del EZLN, que se alzó en armas en 1994, encenderán velas o fogatas a lo largo de caminos.

En Iguala, un grupo de manifestantes irrumpió violentamente en el edificio de gobierno.

En Iguala, un grupo de manifestantes irrumpió violentamente en el edificio de gobierno.

DW recomienda

Probable móvil de desapariciones

Los estudiantes de la escuela rural del magisterio de Ayotzinapa, en el sureño estado de Guerrero, desaparecieron después de ser perseguidos y atacados a balazos por policías luego de apoderarse de tres autobuses para movilizarse. Los incidentes, que dejaron además seis muertos y 25 heridos, ocurrieron en la ciudad de Iguala, 200 kilómetros al sur de Ciudad de México, en una acción en la que, según las investigaciones, habrían actuado en conjunto policías municipales y el grupo criminal de los Guerreros Unidos.

Este miércoles (22.10.2014), la procuraduría general de México estableció como probable móvil de las desapariciones un intento de la policía, en alianza con criminales, de impedir que obstaculizaran un acto de la esposa del alcalde de Iguala, José Luis Abarca, por órdenes del propio funcionario.

El procurador general, Jesús Murillo Karam, informó en conferencia de prensa en Ciudad de México que María de los Ángeles Pineda, esposa de Abarca, era una de los principales operadores de un grupo criminal en Iguala y que los jóvenes fueron probablemente confundidos con miembros de un grupo rival. Además indicó que hay órdenes de aprehensión contra el alcalde, su esposa y el secretario de Seguridad Pública, Felipe Flores, como probables autores intelectuales del hecho.

Unas 50 personas, la mayoría policías, han sido detenidas hasta el momento, pero hasta ahora no se ha logrado establecer el paradero de los jóvenes. En fosas clandestinas descubiertas cerca de Iguala se hallaron al menos 28 cadáveres que no eran de los estudiantes, de acuerdo con los análisis de ADN de la Procuraduría General de la República.

Los desaparecidos, veinteañeros en su mayoría, pertenecen a una escuela de formación de maestros de educación primaria con larga tradición de activismo político. Se desconoce por qué la policía municipal los atacó de esa manera.

Otro caso más

Entretanto, otro joven, Ricardo de Jesús Esparza, de 23 años y estudiante de Ingeniería en Mecatrónica del Centro Universitario de los Lagos de la Universidad de Guadalajara (UdeG), fue hallado muerto el domingo en Guanajuato, capital del estado homónimo, un día después de ser detenido por policías municipales.

Ante un hecho como este o los registrados en Iguala, los jóvenes ven "que no existe" un Estado de derecho "o está a medias o se está descomponiendo", dijo a medios locales el rector de la UdeG, Tonatiuh Bravo. Este miércoles, también los universitarios del occidental estado de Jalisco realizarán dos manifestaciones para exigir justicia en el caso de Esparza y la aparición con vida de los 43 estudiantes de Normal Rural de Ayotzinapa.

RML (dpa, efe, eluniversal.com.mx)