1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México: "nuevas líneas de investigación" sobre desaparecidos

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, habló de un giro en la investigación sobre 43 estudiantes desaparecidos en México, después que se confirmara que no están entre los 28 muertos hallados en fosas clandestinas.

Protesta estudiantil.

Protesta estudiantil.

En un discurso ante mujeres al conmemorarse el 61 aniversario del voto femenino en México, Peña Nieto se solidarizó con las madres de los estudiantes y afirmó que este caso representa "un momento de prueba" para las instituciones frente al cual "no habrá impunidad".

"En este preciso momento hay madres de familia angustiadas por la incertidumbre de no saber dónde se encuentran sus hijos", afirmó Peña Nieto. "El día de ayer la Procuraduría General de la República dio a conocer información relevante que ha permitido establecer nuevas líneas de investigación y que espero y deseo nos permitan muy pronto dar con el paradero de los jóvenes que hoy no han aparecido", añadió.

Los jóvenes de la escuela rural para maestros de Ayotzinapa, la mayoría veinteañeros, desaparecieron el 26 de septiembre luego de sufrir una serie de ataques a balazos por parte de policías municipales que dejaron seis muertos, tres de ellos estudiantes. Los incidentes ocurrieron en Iguala, una ciudad de 140.000 habitantes situada unos 200 kilómetros al sur de la capital. Según las autoridades, los agentes actuaron en complicidad con un grupo del crimen organizado por causas no esclarecidas.

Después de realizar estudios genéticos a 28 cuerpos encontrados en cinco fosas cerca de Iguala, la fiscalía descartó el martes que se tratara de los estudiantes y reveló que en la desaparición de los jóvenes participaron, además de los policías de Iguala, agentes de la vecina localidad de Cocula que los habrían entregado a un grupo criminal.

Imagen empañada

El mandatario mexicano se ha referido en varios discursos en los últimos días al caso Ayotzinapa, que ha empañado la imagen de modernidad y de mejoras en materia de seguridad que venía promoviendo su gobierno.

Los estudiantes desaparecidos son jóvenes de bajos recursos de una escuela-internado que forma maestros de primaria rurales.La escuela tiene una larga tradición de activismo político, en algunas casos con acciones radicales como el bloqueo de carreteras o ataques a edificios públicos, por lo cual, según el comité estudiantil, no es bien vista por autoridades locales.

En los últimos días se han realizado movilizaciones en distintas partes del país en solidaridad con los jóvenes de Ayotzinapa. Alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la mayor del país, realizaron este miércoles un mitin en Ciudad Universitaria para reclamar su aparición con vida.

Guerrero, donde se ubica Iguala, es uno de los estados con mayores índices de violencia en México. Además de encabezar la lista en número de homicidios, es uno de los cinco estados con mayor número de secuestros en el país con el diez por ciento de los 4.600 casos registrados en México desde diciembre de 2012, cuando asumió Peña Nieto, hasta septiembre pasado. De acuerdo con un informe de la organización Alto al Secuestro dado en esta jornada, la ciudad de Acapulco, que es la más conocida de Guerrero a nivel internacional, es el municipio que lidera en materia de secuestros a nivel nacional, con 135 casos en ese periodo.

RML (dpa/efe)