1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México: más detenidos y supuestas fosas de estudiantes desaparecidos

Las autoridades capturaron a otros cuatro presuntos implicados en la desaparición de 43 estudiantes en Guerrero, quienes informaron sobre nuevas fosas clandestinas en las estarían enterrados los cadáveres de los jóvenes.

Hasta ahora han sido detenidas 34 personas relacionadas con la desaparición de los estudiantes de la escuela de formación de docentes de Ayotzinapa.

Hasta ahora han sido detenidas 34 personas relacionadas con la desaparición de los estudiantes de la escuela de formación de docentes de Ayotzinapa.

El Procurador General de México, Jesús Murillo Karam, dijo que las nuevas fosas están ubicadas cerca de la ciudad de Iguala, donde en la noche del pasado 26 de septiembre desaparecieron los jóvenes en un confuso hecho, en el que el gobierno del estado de Guerrero asegura que están involucrados policías municipales e integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos.

DW recomienda

"La relevancia de estas detenciones radica en que nos llevaron a un lugar donde encontramos cuatro fosas en donde, a decir de estos detenidos, fueron ahí también depositados los restos de los estudiantes asesinados", informó Murillo en conferencia de prensa. El procurador dijo que de momento no se puede confirmar que los cadáveres correspondan a los de los estudiantes desaparecidos "hasta que no se haga el levantamiento adecuado de estos y poder identificar mediante procedimientos periciales serios que esta relación es cierta".

A las dos zonas en donde desde el fin de semana se han encontrado varias fosas clandestinas con cadáveres, en las que delincuentes aseguran que sepultaron a los jóvenes desaparecidos, trabajan unos 40 peritos de la Procuraduría General de la República (PGR). En las primeras fosas, ubicadas el pasado sábado en inmediaciones de Iguala las autoridades rescataron 28 cadáveres. De los nuevos entierros clandestinos las autoridades no dieron información sobre el número de cuerpos encontrados.

Hasta ahora han sido detenidas 34 personas relacionadas con la desaparición de los estudiantes de la escuela de formación de docentes de Ayotzinapa (Guerrero), 26 de ellas policías y los restantes presuntos miembros del grupo criminal.

Promesa presidencial

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ratificó que su gobierno sancionará a los responsables de la desaparición de los jóvenes, incluyendo a autoridades que pudieran haber estado implicadas o haber omitido estos hechos. "Tenemos que ir a profundidad y tope de los responsables, aquellos que por negligencia o por actuación permitieron o solaparon que esto hubiese ocurrido en Iguala y que lamentablemente, de confirmarse, jóvenes estudiantes hubiesen perdido la vida", afirmó el mandatario en un acto público en el centro del país.

Este jueves el procurador de justicia del estado de Guerrero, Iñaky Blanco, insistió en que la policía municipal de Iguala estaba "infiltrada" por el crimen organizado, particularmente por Guerreros Unidos. Blanco dijo que el testimonio de cuatro miembros de la organización ya detenidos han permitido conocer "hasta qué grado estaba infiltrado e involucrado este grupo de delincuencia organizada en la policía municipal de Iguala".

El director de seguridad pública de la ciudad, Francisco Salgado Valladares, ha sido señalado como la persona que, "involucrado" en Guerreros Unidos, dio la orden de ir a donde estaban los estudiantes y detenerlos el 26 de septiembre. Los jóvenes, estudiantes de la escuela de formación de maestros rurales de Ayotzinapa en Guerrero, después fueron supuestamente entregados a un líder criminal identificado como "El Chucky", que habría ordenado matar a 17 en un cerro. Se desconoce qué pasó con los demás.

Como parte de las investigaciones, las autoridades han establecido que en los disparos que causaron la muerte de seis personas el 26 de septiembre -en ataques previos a la desaparición de los 43- se usaron ocho armas oficiales de policías. El alcalde de Iguala, José Luis Abarca, que está prófugo, es señalado por la fiscalía como probable responsable de omisión en hechos que derivaron en homicidio, lesiones y desaparición forzada. Abarca "fue omiso en su deber", dijo Blanco. Abarca, su esposa y su secretario de Seguridad Pública, Felipe Flores, son objeto de una investigación por parte de la PGR.

Casi 30,000 personas han sido asesinadas durante los 20 primeros meses de la gestión de Peña Nieto, reporta la agencia de noticias Reuters. Son más víctimas que durante el período comparativo de Calderón, que al asumir lanzó una guerra frontal con militares contra el narcotráfico pero acabó acumulando 70.000 muertos para cuando tuvo que pasar la banda presidencial.

RML (dpa/Reuters/AP)