1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México: la violencia que no cesa

Faltando un mes y medio para que se cumpla el primer aniversario de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, la violencia sigue causando estragos en el estado de Guerrero.

Este fin de semana fue uno de los más sangrientos en el estado de Guerrero, con 15 asesinatos, la mayoría en el centro turístico de Acapulco. En la carretera que une ese balneario con la Ciudad de México, fue encontrado también el cuerpo de Miguel Ángel Jiménez, un activista que colaboraba en la búsqueda de los estudiantes y otras personas desaparecidas en la región.

“Esto refleja que no se ha avanzado eficazmente en términos de seguridad”, afirma la analista Ana Isabel López García, del instituto de estudios internacionales GIGA, de Hamburgo, puntualizando: “Hay que recordar que Guerrero es uno de los estados con mayores tasas de homicidio en México y lo continúa siendo, casi un año después de lo ocurrido en Ayotzinapa; también es uno de los estados con mayores niveles de pobreza”.

El impacto del narcotráfico

“Acapulco se ha convertido en la tercera ciudad más violenta del mundo”, señala por su parte Ana Lilia Pérez, basándose en datos de la ONG Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública. La periodista mexicana es autora de varios libros, entre ellos uno titulado “Mares de Cocaína”, referido a las rutas del narcotráfico.

Más de 10 de las 45 organizaciones delictivas relacionadas con el narcotráfico que hay en México “operan en el estado de Guerrero, y están en una disputa permanente por el mercado de las drogas”, indica la periodista. Agrega que en el país se ha ido generalizando también otro delito, “que es el cobro de derecho de piso, un poco como funcionaba la mafia italiana en los años 80”. Las amenazas y la falta de seguridad han llevado a que 1.100 empresas hayan cerrado sus puertas en esa zona en los últimos dos años, de acuerdo con el Consejo Coordinador Empresarial del Estado de Guerrero.

Una de 10 reformas

Ana Isabel López García hace notar, además, que el estado de Guerrero casi está en bancarrota. “Es un estado que está en crisis, que pide ayuda al gobierno federal”, pero éste “se ve incapaz de ayudar”, indica. En este sentido, puntualiza que, a pesar del impacto que tuvo el caso de Ayotzinapa, no se ha hecho mucho para mejorar la situación de seguridad: “De las 10 reformas anunciadas en noviembre, solo ha pasado una, que es la creación de la agencia anticorrupción nacional. Las demás siguen a debate en el Congreso”.

Duelo por el asesinado reportero Miguel Ángel Jiménez.

Duelo por el asesinado reportero Miguel Ángel Jiménez.

Más aún. La situación se ha seguido deteriorando, a juicio de Ana Lilia Pérez, quien advierte que el fenómeno del crimen con gran violencia comienza a verse también en Ciudad de México, donde hace una semana fue asesinado un reportero gráfico y otras personas. “Es uno de los indicadores del nivel de violencia al que se está llegando en México, porque las autoridades oficialmente han dicho que la capital estaba blindada contra la operación de las organizaciones criminales y actos de violencia de esta magnitud”, apunta.

Faltando mes y medio para el aniversario de Ayotzinapa, el balance de las entrevistadas es insatisfactorio. “La corrupción sigue presente, el problema de fondo no se ha resuelto; tanto es así que tuvimos, hace poco, la fuga de un capo de un penal de alta seguridad”, indica la analista del GIGA. También la periodista Ana Lilia Pérez, hace un sombrío diagnóstico: “En ningún otro país del mundo está ocurriendo este nivel de violencia que tenemos en México, y es tiempo de que la autoridad lo reconozca, porque es evidente que no se ha podido controlar el tema de la seguridad pública”.

DW recomienda