1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México: la Fiscalía recurrirá la exoneración de cargos a cuatro sospechosos del 'caso Tlatlaya'

Los acusados no han sido liberados porque enfrentan otros cargos contra el fuero militar. Las autoridades ofrecen una recompensa por el ex jefe de policía de Iguala en el 'caso Ayotzinapa'.

La Fiscalía General de México anunció este martes (06.10.2015) que apelará la decisión de un juez de eximir de cargos a cuatro de los siete militares investigados por supuestas ejecuciones extrajudiciales en un tiroteo que dejó 22 muertos el año pasado, el conocido como 'caso Tlatlaya'. "Esta representación social, haciendo uso de los instrumentos legales necesarios contenidos en el marco jurídico, interpondrá el recurso de apelación correspondiente", indicó la institución en un comunicado, un día después de conocerse la resolución que, precisamente, estuvo motivada por la falta de pruebas aportadas por la propia Fiscalía.

Esta institución indicó que la decisión de apelar se basa en que "seguirá aportando los elementos de prueba suficientes para acreditar el cuerpo del delito y la probable o plena responsabilidad de las personas involucradas". A otros tres militares, el juez del fuero civil les confirmó los cargos de homicidio, abuso de autoridad y alteración ilícita de la escena. Tanto ellos como los cuatro exonerados seguirán detenidos porque también enfrentan cargos por incumplimiento de deberes en el fuero militar.

Recompensas en el 'caso Ayotzinapa'

En la otra gran causa abierta por ejecuciones en masa, el de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas en Iguala, México ofreció hoy una recompensa de 2,5 millones de pesos (unos 150.000 dólares) por información para detener al ex jefe de policía de esa ciudad (1,5 millones) y a otras cuatro personas acusadas de la desaparición, prófugas desde hace un año.

La lista de recompensas, publicada en el Diario Oficial de la Federación con la firma de la procuradora general Arely Gómez, está encabezada por Felipe Flores, con la recompensa mayor a cambio de "información veraz y útil, que coadyuve eficaz, eficiente, efectiva y oportunamente" a ubicarlo o arrestarlo. Todos son señalados como "probables responsables de los delitos de delincuencia organizada y los que resulten, en agravio de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa", en el estado sureño de Guerrero. Entre los buscados figura José Ángel Casarrubias Salgado, presuntamente familiar de Sidronio Casarrubias Salgado, máximo líder de Guerreros Unidos, ya detenido.

El secretario de Defensa, Salvador Cienfuegos, por su parte, explicó en una entrevista televisada que no permitirá a los expertos de la Corte Internacional de Derechos Humanos que Interroguen directamente a los militares, de quienes volvió a negar que hubiesen tenido conocimiento de los hechos la noche de autos. "Yo no puedo permitir que a los soldados los traten como criminales o los quieran interrogar para posteriormente hacer sentir que tienen algo que ver", agregó el general.

LGC (dpa / EFE / Reuters)