México en Estrasburgo: no al crimen, no a la impunidad, no a las sanciones | América Latina | DW | 23.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México en Estrasburgo: no al crimen, no a la impunidad, no a las sanciones

Jóvenes mexicanos en Francia llegaron al Parlamento Europeo (PE) el día que éste aprobaba una resolución condenando los hechos de Iguala y acusando al Gobierno de su país.

Mientras estos pedían mayor presión sobre las autoridades mexicanas, la mayoría del PE no considera necesario sancionar a la democracia mexicana. Mientras jóvenes mexicanos en Estrasburgo acusan a su gobierno por los hechos de Iguala, la eurocámara condena los hechos, pero no sanciona al gobierno.

Bajo los 43 nombres de estudiantes desaparecidos en la mexicana Iguala, más de mil estudiantes -de toda Europa, de Canadá, de Estados Unidos, Ecuador, Colombia, Argentina, Perú- hicieron llegar una petición al Parlamento Europeo para que pronuncie por los asesinatos y desapariciones de finales de septiembre. que. En representación de éstos, un grupo de estudiantes mexicanos en Francia se plantaron delante del Parlamento Europeo.

“Somos ciudadanos enojados y hartos de la injusticia y la barbarie de las fuerzas policiales. Estamos aquí para pedirles a los eurodiputados que voten a favor de suspender la negociación del acuerdo global con México hasta que los derechos humanos sean respetados”, decía Aracelly, una de las manifestantes.

Más allá del esclarecimiento de los hechos de Iguala, los estudiantes abogan por una mejora general de la situación de derechos humanos y la impartición de justicia en su país.

La eurocámara se pronuncia

Poco después en la resolución que se debatió y aprobó en el pleno del PE (con 495 votos a favor, 86 en contra y 56 abstenciones), se condenaron las desapariciones forzosas y los crímenes en Iguala. Y se pidió a las autoridades medianas que actúen de manera rápida, transparente e imparcial para llevar ante la justicia a los responsables. La solidaridad con los familiares de las víctimas fue subrayada.

“Tenemos que alzar una voz de profunda condena de estos crímenes y ofrecer ayuda a las autoridades mexicanas para afrontar el reto de luchar contra el narcotráfico y la corrupción que generan que haya personas que utilizan las instituciones en beneficio propio", dijo Teresa Jiménez Becerril , eurodiputada española de la mayoritaria bancada conservadora.

« Condenamos rotundamente los hechos, pero no queremos sanciones contra la democracia mexicana », explicaba por su parte Ramón Jáuregui, eurodiputado español, del bloque socialdemócrata y presidente de la Asamblea Eurolat.

¿Dialoga el Gobierno?

“Nuestra resolución es muy clara: pedimos a las autoridades que sean más activas de lo que han sido hasta el momento. Creo que los europeos sí hacemos más que sólo declaraciones de solidaridad y simpatía, queremos ver resultados concretos. Y creemos que las familias tienen que ser protegidas”, explicaba a DW Thomas Mann, eurodiputado alemán, también del grupo conservador de la eurocámara. Como miembro de la delegación para las relaciones UE-México, propone indagar en las instancias de diálogo que las autoridades mexicanas ofrecen a los estudiantes.

Si bien la condena a los hechos y la exigencia de claridad son comunes a todos los grupos políticos, lo que marca la diferencia es que, los unos lo ven como un hecho puntual y otros lo suman a un estado generalizado. Y piden por ello que, usándolo de palanca de presión, se suspenda la renegociación del acuerdo global con México.

¿Más presión?

“No hemos visto avances en otros casos en los años pasados. Ni en los casos de feminicidios, ni en la investigación por el ciudadano finlandés Yiri Yakkola, asesinado hace ya cuatro años. Por eso creo que sería importante que no empecemos a modernizar el acuerdo hasta que haya muestras claras de avances contra la impunidad. Si no se hace otro acuerdo y la impunidad sigue”, explica Ulrike Lunacek.

“No veo la relación entre suspender la renegociación del acuerdo global y los recientes hechos”, decía por su parte Juan José Gómez Camacho, embajador de México ante la UE. En respuesta a estos actos de barbarie, las autoridades mexicanas agotarán todos los esfuerzos para procurar justicia, “el destino de los 43 estudiantes, y la protección de sus familias están en el centro de nuestras acciones aseguraba el diplomático, recalcando que en este momento México requeriría de aún más diálogo con la UE, no distancia.

Aplausos de solidaridad

En todo caso, los estudiantes mexicanos que estuvieron presentes en el PE recibieron un aplauso del pleno, en símbolo de la solidaridad europea con todos aquellos que han desaparecido. Ellos sin embargo, querrían más : «que el gobernador de Guerrero y el Procurador de la República sean removidos de su cargo por inacción, porque no permiten que la justicia llegue a las personas. Que se haga realmente todo un cambio de todos los aparatos institucionales para limpiar la fuerzas policíacas cooptadas por el crimen organizado”.

Por todo esto, “como parte del grupo Verde, habría querido una posición un poco más fuerte. Pero en general está bien que el Parlamento Europeo se preocupe de la situación en México. Y que se dé cuenta del grado de impunidad”, concluye Lunacek mientras exige -junto a la mayoría de la eurocámara-, saber el paradero de los 43 jóvenes desaparecidos. “Vivos se fueron, vivos los queremos de vuelta”, dice la pancarta de Aracelly.