1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Más tensión entre Perú y Chile por presunto espionaje

Perú retiró a su embajador en Santiago de Chile y condiciona su regreso a las "satisfacciones" que reciba del país vecino por el presunto caso de espionaje. Chile niega las acusaciones.

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, dijo hoy (07.03.2015) que "respeta" la decisión de Perú de retirar temporalmente de su embajador en Santiago, pero reiteró que su país "no realiza, no ampara ni acepta acciones de espionaje" en ninguna parte. Perú condicionó el regreso de su embajador a las investigaciones y "las satisfacciones" que reciba sobre el caso de presunto espionaje por el que están siendo investigados tres suboficiales de la Marina de Guerra peruana.

El jefe de las relaciones exteriores chilenas confirmó haber recibido una segunda nota diplomática de Perú, en la que sus autoridades demandan a Santiago respuestas "satisfactorias" sobre un presunto caso de espionaje denunciado por Lima. "No vamos a comentar el contenido de esas notas, porque son de carácter reservado y, debidamente en su momento, vamos a responder", afirmó.

"Respuestas satisfactorias"

Un comunicado divulgado hoy por Perú reitera que las acciones de espionaje se encuentran debidamente acreditadas y, remitió, a la vez, información complementaria respecto de la que se brindó en la nota diplomática del 20 de febrero. Asimismo, reafirmó "la urgencia de recibir una pronta respuesta que contenga los resultados de la investigación interna que se está llevando a cabo en Chile, así como las seguridades que no se habrán de repetir actos de espionaje". La primera ministra, Ana Jara, ratificó posteriormente la decisión del Gobierno y dijo que esta postura se mantendrá mientrasno se reciba una respuesta con las debidas satisfacciones.

El caso estalló en febrero pasado, cuando un noticiero de la televisión peruana informó que los suboficiales de la Marina de ese país, Johnny Philco y Alfredo Domínguez, estaban siendo investigados por el fuero castrense por supuestamente pasarle material secreto a Chile. La información fue después ratificada por el ministro de Defensa, Pedro Cateriano, quien añadió a un tercer involucrado, de apellido Gonzales. Cateriano dijo entonces que los presuntos espías entregaron a Chile la información entre 2005 y 2012, cuando Philco era operario de comunicaciones y Domínguez analista de Inteligencia. De Gonzales no se revelaron entonces sus funciones.

MS (dpa/efe/rtrla)