Más muertos en nuevos combates en el este de Ucrania | Europa | DW | 15.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Más muertos en nuevos combates en el este de Ucrania

Al menos 19 civiles, entre ellos un niño, murieron en nuevos combates en el este de Ucrania y más de 50 resultaron heridos, informaron fuentes de las administraciones locales y de los activistas prorrusos.

Una persona habría muerto en el marco de fuertes enfrentamientos entre los separatistas prorrusos y las unidades del gobierno en Lugansk, informaron fuentes del Ayuntamiento, mientras más de 50 civiles resultaron heridos en la ciudad. En Donetsk, al menos cuatro civiles murieron en un ataque aéreo del Ejército y otros cuatro resultaron heridos. Otras diez personas murieron en una pequeña ciudad, según los activistas.

La oficina presidencial ucraniana confirmó su intención de iniciar contactos directos con los insurgentes, según acordaron en una conversación telefónica el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Este martes podría haber una videoconferencia del grupo de contacto de representantes de Ucrania, de las "defensas populares", Rusia y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), según se dijo.

También el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, habló con su homólogo alemán, Fran-Walter Steinmeier, sobre la crisis y concretamente sobre una misión de la OSCE en la frontera entre Rusia y Ucrania, informó el Ministerio de Exteriores en Moscú. Rusia propuso esa intervención como "gesto de buena voluntad", incluso aunque no haya un alto el fuego en el país vecino.

"Ucrania niega las pruebas evidentes"

El Ministerio de Defensa ruso ofreció a agregados militares de 18 países, entre ellos Estados Unidos y Alemania, el control de una parte de la frontera con Ucrania, concretamente del tramo de la zona de Rostov, en el sur de Rusia, que sufre ataques desde Ucrania, dijo el viceministro Anatoli Antonov.

"Ucrania niega las pruebas evidentes", dijo Antonov, en referencia a la muerte de un civil ruso tras caer un proyectil en el patio de su casa en la zona de Rostov el pasado domingo. Kiev culpó a los separatistas y el incidente tensó aún más las ya difíciles relaciones ruso-ucranianas.

Mientras tanto, el líder separatista Andrei Purgin negó las informaciones sobre un suministro de los insurgentes con armas rusas y aseguró que todas las que utilizan, incluyendo los lanzacohetes, fueron conseguidas de arsenales del Ejército ucraniano. La cúpula de Kiev y Occidente acusan a Rusia de no evitar la infiltración de armas y combatientes desde Rusia a Ucrania, algo que niega Moscú.

Por otra parte, el ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakov, destituyó a 585 policías en Donetsk por violación de su juramento de fidelidad a Ucrania y abrió investigaciones al respecto, informó en su página de Facebook. El jefe de gobierno, Arseni Yatseniuk, encargó a las autoridades y al Ministerio de Justicia que prueben la lealtad de todos los trabajadores, para lo que se está empleando incluso detectores de mentiras.

CP (dpa, rtr)