1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Más ética, por favor

Los comentaristas analizan los paquetes de ayuda de los gobiernos para salvar a bancos en apuros.

default

Sede central del banco Fortis, en Bruselas: salvado por tres Estados.

Es necesaria una profunda reforma

LA CROIX, París: "Ambos presidentes, Barack Obama y John McCain, resaltan su preocupación por el bienestar general y el futuro de las familias y de la capa media. Ello nos lleva directamente a la actual crisis financiera en Estados Unidos. Cuando la tormenta se haya aplacado, será necesario realizar una profunda reforma del sistema financiero norteamericano. Tarea de los políticos no será entonces inyectar dinero en el sistema financiero, como ahora, sino poner en juego ideas y valores. Los Estados Unidos no pueden simplemente pasar la página, como si no hubiera pasado nada, como si no hubieran tenido lugar profundos cambios. En ese marco, los valores de ambos candidatos son un elemento útil para inyectar un poco de ética en el sistema financiero.

Ninguna otra opción

DE VOLKSKRANT, Amsterdam: "El peligro de que los ahorristas retiren esta semana sus dineros del (grupo financiero) Fortis es ahora bastante menor. La solución por la que se decidieron los gobiernos de los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo es comparable con el dramático paso de Estados Unidos para salvar del hundimiento al grupo de seguros AIG. La diferencia es sólo que en la operación de salvataje de Fortis participan tres Estados. En vista de la presión de tiempo y de la creciente tensión, no tenían otra opción. No hubiera sido posible dejar a Fortis una semana más expuesto a los vaivenes del mercado. El grupo financiero seguramente hubiera colapsado, pues todos los grandes acreedores habrían retirado rápidamente sus dineros en los próximos días.

¿Dónde está el contribuyente?

DAILY TELEGRAPH, Londres: "En Estados Unidos, los políticos desarrollaron con dineros públicos un plan para salvar a los bancos en crisis. En Gran Bretaña sucedió algo similar, pero con la fundamental diferencia de que los contribuyentes estuvieron presentes en las negociaciones a través de sus representantes elegidos. En Gran Bretaña, todo se hizo a escondidas. Esa falta de transparencia y participación política, salvo a nivel de gobierno, es preocupante. ¿Quién representa en Gran Bretaña al contribuyente? ¿Por qué no se debate en el Parlamento sobre el tema, antes de apostar millones de libras esterlinas? Como el gobierno recurre cada vez más a nuestro dinero para salvar bancos, es urgente que también el contribuyente participa en los procesos de toma de decisión."

DW recomienda