1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Lunes negro en las bolsas

Dos grandes interrogantes provocan actualmente enormes turbulencias en los mercados mundiales de acciones: ¿cae EE. UU. en una recesión? y ¿afectará ésta al resto del mundo?

default

Drástica caída de las cotizaciones de acciones en la Bolsa de Fráncfort.

En todo caso, el día de hoy se ha calificado de “lunes negro” en las bolsas del mundo. En Europa, el índice EuroSTOXX 50, que reúne los principales valores de la zona del euro, perdió un 6,87%. En Londres, el FTSE I bajó un 5,48%, el CAC I de París un 6,83% y el DAX I de Alemania se desplomó hasta un 7,5 %, si bien luego se recuperó algo.

China Wirtschaft Börse Kurssturz in Changchun

Tampoco la Bolsa de Changchun, China, se salvó del torbellino.

El IBEX español sufrió la mayor caída de su historia, con un 7,5% . Y en las bolsas de Buenos Aires y San Pablo, la ventas de los inversionistas hicieron bajar los índices en sendos 6 %.

¿Qué impulsó a los inversionistas a la orgía de ventas de acciones que hicieron caer sus precios? Los primeros anuncios de la avalancha de hoy se escucharon ya a fines de la semana pasada. El viernes, el Dow Jones, el índice de la bolsa de Nueva York, cayó un medio por ciento, a pesar de que el Gobierno de EE. UU. había anunciado un paquete de rebaja de impuestos por un total de nada menos que 145 mil millones de dólares para aventar el peligro de una recesión.

Los inversionistas parecen no haberle dado mucho crédito a George W. Bush. ¿Se traslada la crisis hipotecaria ahora a la economía real? No necesariamente, dice Fidel Helmer, director de comercio de valores del banco alemán Hauck & Aufhäuser:

“Reacción de pánico”

Indien Wirtschaft Börse Kurssturz in Bombay

Preocupación en la Bolsa de Bombay, India.

“El temor a una recesión en los EE. UU. se expande cada vez más y ello desata naturalmente una gran inseguridad entre los inversionistas. Pero por el momento se puede afirmar que se trata en primera línea de una reacción de pánico.”

¿Es el pánico infundado? Parece que muchos inversionistas siguen la máxima de que es mejor prevenir que curar. Si el crecimiento en EE. UU. se ralentiza, ello afectaría el crecimiento en Asia. Los EE. UU. son por ejemplo el mayor mercado de exportación para Japón. Si los consumidores norteamericanos compran menos, las exportaciones japonesas disminuyen.

Consecuentente, el índice Nikkei bajó un cuatro por ciento el lunes. Y en la espiral hacia abajo arrastró también a los mercados en Corea del Sur, Australia, Singapur, Taiwán, las Filipinas y Shangai.

Sobrecalentamiento en China

Japan Wirtschaft Börse Kurssturz in Tokio

También en Tokio las cotizaciones van en sólo una dirección: hacia abajo.

En China, las preocupaciones se centran más en la economía local. Para evitar un sobrecalentamiento y frenar la inflación, el Gobierno podría tomar medidas para reducir el crédito y la circulación de dinero. Ello alarma también a los inversionistas. Fidel Helmer, sin embargo, relativiza:

“No debemos olvidar que en los mercados asiáticos la cotización de las acciones alcanzó niveles astronómicos en los últimos meses. Cuando los fondos de acciones y los inversionistas institucionales ven la oportunidad de hacer ganancias, no dudan naturalmente en vender, antes de que sea tarde.”

En Alemania, las preocupaciones no se centran tampoco sólo en lo que acontece en los EE. UU. Hoy salió a luz una noticia que dejó paralizados a los analistas. El banco público WestBL anunció pérdidas anuales de 1000 millones de euros y una necesidad de liquidez de otros 1000 millones, en relación con la crisis hipotecaria en los EE. UU. Hasta ahora había afirmado que sus inversiones en el mercado de “subprimes” norteamericano lo afectarían sólo en cifras millonarias de dos dígitos.

También el Commerzbank, uno de los tres principales bancos alemanes, anunció nuevas pérdidas millonarias. El descenso en las bolsas es reforzado además por el sistema de órdenes stop-loss. Se trata de programas que prevén la venta automática de acciones cuando los valores alcanzan un determinado mínimo. En conclusión: las bolsas mundiales atraviesan actualmente por un momento crítico, pero no puede afirmarse hoy que todo termine con un gran crash. Excluirlo, sin embargo, tampoco es posible. En momentos como éste, todo es cuestión de nervios.

DW recomienda