1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Lula: "Voy a ser candidato a la Presidencia en 2018"

El exmandatario brasileño declaró ante la policía que postulará nuevamente al máximo cargo como respuesta a las "provocaciones" de las que dice ser víctima.

"Todo lo que están haciendo conmigo va a hacer que cambie de opinión. Estoy viejito, estaba queriendo descansar, (pero) voy a ser candidato a la Presidencia en 2018 porque creo que mucha gente que me está provocando va a tener que aguantar provocación de aquí en delante", dijo Luiz Inácio Lula da Silva en una declaración a la Policía, según se informó este lunes (14.03.2016).

El exmandatario reveló sus intenciones durante la declaración prestada el pasado 4 de marzo, cuando fue obligado a concurrir a una comisaría en el marco de una investigación sobre su presunta implicación en la trama de corrupción de la petrolera estatal Petrobras.

El interrogatorio se basó en las sospechas sobre un apartamento de lujo en la playa de Guarujá, en el litoral de Sao Paulo, reformado a su gusto por la empresa OAS, implicada en el caso Petrobras. La Fiscalía del estado de Paraná cree que el exmandatario lo habría recibido como retribución por haber conseguido contratos millonarios con la petrolera nacional.

Lula negó que dicho inmueble le pertenezca y calificó la acusación de "canallada homérica". El histórico líder del PT dijo esperar que "cuando termine todo esto alguien me pida disculpas". "Espero que alguien diga: 'Disculpe, por el amor de Dios, fue un error'", señaló al delegado de la Policía.

El expresidente de Brasil también es el blanco de otra investigación en paralelo iniciada la Fiscalía de Sao Paulo, que le denunció por blanqueo de dinero y falsificación documental en relación al apartamento de Guarujá. Lula arremetió contra los fiscales del caso, quienes solicitaron prisión preventiva para él: "Si usted anda detrás de la verdad, mande arrestar a un ciudadano de la Fiscalía que dice que el apartamento es mío", dijo.

En su testimonio, negó rotundamente el haber intercedido ante empresas privadas para que donaran dinero para sus campañas políticas. "No, porque no forma parte de mi vida política. Desde que estaba en el sindicato (de los metalúrgicos, en su época de dirigente sindical) tomé una decisión: no puedo pedir nada a nadie porque quedaría en situación vulnerable ante las personas", manifestó.

¿Ministro de Rousseff?

Por otro lado, el presidente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, Rui Falcao, defendió este lunes que Lula da Silva ocupe un ministerio en el Ejecutivo de su sucesora, Dilma Rousseff, una hipótesis que ha sido planteada en las últimas semanas por la formación.

"Sigo defendiendo que él vaya (al Gobierno), independientemente de la manifestación. Es una decisión difícil que tiene que ser pensada", dijo Falcao a medios locales tras visitar al expresidente en la sede del instituto Lula, en Sao Paulo. Diversos sectores del PT presionaron al exmandatario para que asuma una cartera en el Gobierno de la presidenta Rousseff. De esta manera, podría aumentar su blindaje a través del fuero privilegiado que gozan los ministros que impide que sean juzgados en un tribunal común.

Aunque Lula no se pronunció públicamente sobre esta posibilidad, la semana pasada Rousseff declaró que "tendría el mayor orgullo" de incluirle en su gabinete.

JAG (EFE, dpa)


DW recomienda