1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Los vecinos de Rusia también sufren las consecuencias de la crisis

El bajo precio del crudo y las sanciones de Occidente han hecho caer en picada al rublo ruso. Esto tiene consecuencias dramáticas para los países vecinos de Rusia y sus socios.

Para muchos comerciantes minoristas rusos los negocios navideños de este año fueron especialmente buenos. “En diciembre llegó una ola de bielorrusos a la región de Smolensk”, dice Julia Sotowa, de la cadena de tiendas de electrodomésticos M. Video. Los clientes de Bielorrusia compraron todo lo que podían cargar. Debido a la caída del rublo ruso, los vecinos tuvieron un alto poder adquisitivo. Por lo pronto, sin embargo, las compras masivas se han acabado, puesto que en tanto el gobierno en Minsk ha devaluado fuertemente el rublo bielorruso.

Dependencia de Rusia

En Europa del este, en la región del Cáucaso y en Asia Central, prácticamente todas las exrepúblicas soviéticas tienen estrechas relaciones económicas con Rusia. Si bien Armenia y Bielorrusia, Kazajistán y Kirguistán son independientes políticamente, no lo son a nivel económico. Tan solo los tres países bálticos van por lo suyo en la Unión Europea, y, desde la guerra ruso-georgiana en 2008, Georgia intenta alejarse lo más posible de la influencia de Moscú.

Donde puede, Rusia trata de impulsar la integración económica. A la unión aduanera con Kazajistán y Bielorrusia le siguió a principios de este año la Unión Económica Euroasiática a la que también se adhirió Armenia. No obstante, debido al débil rublo, las exportaciones armenias de productos manufacturados a Rusia han caído un 6,3 por ciento.

Las consecuencias de la crisis en el mercado laboral son dramáticas. Los jornaleros, peones y obreros en las grandes ciudades rusas vienen tradicionalmente de los países centroasiáticos. Alrededor de cinco millones de tayikos, kazajos, kirguizios y usbekos trabajaban hasta ahora en la construcción, los mercados y la gastronomía. No obstante, desde principios de 2015, un 70 por ciento de estos trabajadores temporales se tiene que quedar en casa, estima Konstantin Romodanovsky, jefe de la Oficina Rusa de Inmigración.

¿Responden los vecinos por los errores de Rusia?

Muchos países pagan un alto precio por depender del petróleo ruso.

Muchos países pagan un alto precio por depender del petróleo ruso.

El dinero de estos trabajadores temporales hace falta ahora en los países de Asia Central. Las remesas de Rusia constituyen alrededor de una tercera parte del PIB en Kirguistán; en Tayikistán los sueldos de estos trabajadores corresponden a la mitad del PIB, según estimaciones del Banco Mundial.

Tan solo los países productores de petróleo Kazajistán y Azerbaiyán pueden amortiguar más o menos las consecuencias de la crisis. La caída del precio del crudo también les afecta. Sin embargo, el crudo sigue siendo un producto de exportación competente en el mercado internacional, con el que no cuentan los demás países vecinos de Rusia.

No solo los políticos en Asia Central y el Cáucaso se preguntan cuánto tiempo durará la recesión en Rusia. “Aunque se levanten las sanciones y el precio del crudo vuelva a subir, lo que se opone al crecimiento de la economía rusa es la carencia de inversiones”, cree Sergey Aleksashehnko, ex viceministro de Finanzas y experto en macroeconomía. En entrevista con DW, asegura que la crisis es resultado de reformas políticas faltantes: “En mi opinión personal, esta crisis va para largo”.