1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Los Trump alemanes y su famoso pariente

El multimillonario aspirante a la candidatura presidencial de los republicanos en Estados Unidos, Donald Trump, tiene familia en Kallstadt, en el sur de la región del Palatinado, pero allí nadie quiere oír hablar de él.

Donald John Trump es la encarnación del triunfador: la ola de éxitos de este populista hombre de negocios parece no tener fin. Con mucho estruendo se presenta como el mejor de los norteamericanos, echa pestes contra los inmigrantes y, por lo visto, tiene muy buena acogida entre los votantes. Lo interesante es que él mismo pertenece a la segunda generación de inmigrantes. Su familia procede de un pueblo vinícola en la región de Renania-Palatinado llamado Kallstadt, para ser más exactos. Su abuelo, Friedrich Trump, vivió aquí y emigró a Estados Unidos en 1885 a los 16 años.

Y a propósito, ¿qué opinan sus familiares sobre “The Donald“, como se le conoce en Estados Unidos? ¿Se alegran de tener un familiar en Estados Unidos con éxito o no lo ven con buenos ojos? El reportero Aaron Skiba quiso sondear el tema en el pueblito. Esta es su experiencia.

Tras el rastro de la familia Trump

Decido marcar un número después de haber encontrado varios teléfonos de contacto en el pueblo. Y antes de empezar a hablar ya tengo un presentimiento: a lo mejor los habitantes de Kallstadt no tienen muy buena opinión de Donal Trump. Y rápidamente después de mi primera llamada, se confirma lo que intuía: Los Trump del Palatinado están hasta las narices de su famoso pariente. “No queremos tener nada que ver con el tema”, dice la primera persona. De los diez a los que he llamado, casi ninguno quiere hablar conmigo y los que lo hacen, quieren mantenerse en el anonimato.

Bueno, por lo menos algunos están dispuestos a colaborar e intentan ayudarme con mi investigación. La mayoría de los Trump de la guía telefónica buscan molestos una excusa. Otros, me cuelgan sin más. Sin comentarios. Y yo, ni me irrito, porque pienso que si me apellidase Trump y viviera en el Palatinado, no tendría ni una pizca de paciencia para contestar a las preguntas de los periodistas sobre un pariente lejano.

Friedrich Trump, el abuelo de Donald Trump, emigró con 16 años a Estados Unidos en 1885.

Friedrich Trump, el abuelo de Donald Trump, emigró con 16 años a Estados Unidos en 1885.

Una de mis preguntas más persistentes es: ¿se habla en la actualidad en la región sobre Donald Trump? Y por lo visto, no. “Nadie se atreve a decir lo que realmente piensa. Y esto es un problema. Por lo menos no se hace ante la opinión pública, pero en casa, la cosa cambia”, dice un Trump de mediana edad. Donald Trump parece haber heredado la mentalidad de la gente de la región: “Decimos a voces lo que pensamos”, admite otro habitante de Kallstadt.

Kallstadt no necesita a Trump

Puede ser que la región saque provecho del bombo publicitario de Trump, aunque de hecho ya sea conocida por su cultura vinícola que atrae a muchos turistas. Un habitante me delata que no cree que (Trump) vaya a influir positivamente en el turismo, "como mucho puede generar curiosidad que los antepasados de Donald Trump procedan de Kallstadt.” Aparentemente, los vinicultores del lugar no necesitan para mejorar su volumen de ventas a un pariente famoso, lejano, que quiere ser el nuevo presidente de Estados Unidos y que abarrota los medios de comunicación con titulares del republicano conservador.

El apellido Trump es usual en las regiones del Palatinado y de Baviera, pero naturalmente no están todos emparentados.