1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Los pobres, principales víctimas del cambio climático

América Latina contribuye con sólo el 4% de las emisiones globales de "gases invernadero". Pero, como lo demuestran diversos estudios, el cambio climático azota más fuertemente a los países en vías de desarrollo.

default

El pleno sesiona en la jornada inaugural de la Cumbre.

Hans Joachim Schellnhuber, director del Instituto para la Investigación Climática, con sede en Postdam, no alberga ninguna duda: "Todos los estudiosos del clima estamos de acuerdo en que el cambio climático evoluciona de manera más rápida de lo que pensábamos hace diez años". La organización no gubernamental alemana Germanwatch lo resume de este modo: "Para limitar las consecuencias del cambio climático, gran parte de la comunidad internacional acordó reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo menos en los países industrializados. Esto, a través el Protocolo de Kyoto". Sin embargo, "las emisiones de dióxido de carbono aumentan en todo el mundo, sobre todo en aquellas naciones que adquirieron compromisos específicos con el acuerdo: 2005 fue el año con más emisiones de dióxido de carbono de toda la historia", agrega la ONG.

Un problema de todos

Pero el problema no es sólo de los países más industrializados. Un grupo de trabajo coordinado por Juan Mayr Maldonado, ex ministro de Medio Ambiente de Colombia, llegó a la conclusión de que "los principales afectados serán las personas pobres en países en vías de desarrollo" y que, si esto sucede, "en esas naciones se profundizarán las desigualdades".

Mann sammelt Brennholz im Regenwald Nicaragua

La deforestación, una de las causantes del cambio climático en América Latina.

En un amplio documento, Mayr y su equipo de trabajo localizan algunos de los problemas específicos que el cambio climático acarrea para la región. "Los modelos climáticos permiten predecir un incremento de lluvias para la parte este de Sudamérica, y una disminución para la parte centro y sur de Chile. Tales tendencias se mantendrán, previsiblemente, a lo largo de las próximas décadas.

"Hay indicadores de ambos extremos: la sequía de 2005 en la cuenca amazónica probablemente fue la peor desde que se guardan registros. En algunas zonas, el nivel del Amazonas fue el más bajo de los últimos 35 a 60 años".

BDT Greenpeace, Aktion gegen Brandrodung

Manifestación de Greenpeace, en Fráncfort, a favor de la reforestación (2005).

Resulta irónico que tales fenómenos se den en América Latina, que solamente contribuye en un 4 por ciento al calentamiento global ocasionado por actividad humana.

En cambio, los mayores emisores de gases invernadero son Estados Unidos, China, Rusia, Japón, Alemania y Ucrania. Así es: el calentamiento global es ocasionado mayormente por las naciones más industrializadas o en crecimiento acelerado, en perjuicio de las más pobres.

Llamado urgente

Es por ello que la Conferencia sobre el Cambio Climático comenzó en Nairobi con un llamado urgente a los países emisores de dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, hidrofluorocarbonos, perfluorocarbonos, y hexafluororo de azufre.. "El cambio climático puede echar por la borda todos los logros alcanzados hasta el momento en la lucha contra la pobreza", dijo el ministro de Medio Ambiente de Kenia, Kivutha Kibwana.

Darstellung des Ozonlochs mit Hilfe des Total Ozone Mapping Spectrometers (TOMS) Klimaschutz Klima Erde Treibhausgas

El agujero en la capa de ozono, visto con ayuda de un instrumento especial.

Algunos han asumido los compromisos del Protocolo de Kyoto. De las naciones que encabezan la lista, Alemania, Gran Bretaña y Ucrania han conseguido reducir sus emisiones de gases invernadero en 17,2%, 14,3% y 55,3 %. Pero otras, como Turquía, España y Portugal, han aumentado su participación en 72,6%, 49%, y 41 %.

El Protocolo de Kyoto, pues, no ha alcanzado su objetivo de formar una acción concertada contra el calentamiento global. El plazo fijado para el año 2012 parece ya demasiado corto, y es por ello que Alemania e Inglaterra pretenden utilizar su liderazgo para impulsar ya un nuevo acuerdo que sustituya al que fue suscrito en el santuario japonés. El primer reto puede vaticinarse desde hoy: incorporar a Estados Unidos, país que ha dado la espalda a los esfuerzos por reducir las emisiones invernadero en todo el mundo.