1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Los planes de Francia de cara a la presidencia del Consejo de la UE

Francia toma el relevo de Eslovenia en la presidencia del Consejo Europeo. La primera tarea de Nicolas Sarkozy será resolver la crisis causada por el "no" de los irlandeses al Tratado de Lisboa.

default

¿El salvador de la Unión?

El 1 de julio Francia toma el relevo de Eslovenia en la presidencia del Consejo Europeo. A Nicolas Sarkozy le gustaría quedar en la historia de la UE como un gran reformista, pero antes de comenzar con su proceso de reformas tendrá que concentrarse en la crisis causada por el "no" de los irlandeses al Tratado de Lisboa.

Los irlandeses deben volver a convocar un referéndum lo antes posible o dejar la vía libre para que el resto de los miembros aplique el Tratado de Lisboa sin los irlandeses. El presidente francés anunció que el 11 de julio hablará en Dublín sobre posibles soluciones.

En este contexto el antiguo presidente de la Comisión Europea Jacques Delors, recuerda que el euro no habría nacido si todos los Estados de la UE (15 en aquel entonces) hubieran tenido que arrastrar al resto. Por su parte Jean-David Levitte, jefe consejero diplomático de Sarkozy, indica que se podría ofrecer a los irlandeses garantías, por ejemplo, para su neutralidad en un texto adicional.

Jahresrückblick 2008 International Juni Irland EU Volksabstimmung zu Lissabon Nein Graffiti

Como sea, es necesario que antes de la cumbre de la UE el 15 de octubre, se cuenta con una solución para que el Tratado de Lisboa pueda entrar en vigor en junio de 2009 antes de las elecciones europeas, pues de ello depende, por ejemplo, cuántos diputados manda cada país al Parlamento Europeo.

Ambiciosas reformas

Francia nombra cuatro prioridades para su presidencia en el Consejo de la Unión Europea: la protección del medio ambiente, la política agraria, el pacto de inmigración y la integración militar de Europa la defensa. Así como la Unión Mediterránea.

El presidente francés ha dejado desarrollar a sus consejeros conceptos sobre estas prioridades, que se espera defienda a capa de espada y que con seguridad serán tema de acalorados debates en el escenario europeo.

Así por ejemplo debe mediar el nuevo reparto de las ayudas a la agricultura. Sarkozy pretende reajustar la reforma agraria de 2003 a ser posible a la manera de los agricultores franceses, que hasta hoy son los mayores beneficiados de las subvenciones, que suponen todavía entre 40 y 50 mil millones de euros anuales.

No se trata de una misión sencilla pues en juego están millones de euros, pero se espera una decisión para noviembre próximo.

Sarkozy quiere adecuar la política energética y medioambiental a las catástrofes climáticas y a la crisis energética. Francia pretende reducir fuertemente las emisiones de CO2 y fomentar la protección de especies. Por otro lado, apuesta por la energía nuclear -polémica para muchos socios de la UE- como energía limpia. París quiere que los productos que protegen el medio ambiente sean más baratos y los que lo perjudican más caros. Para ello, se debe obligar a otros países fuera de la UE a que cumplan también estas medidas. Para la economía de estos países deben valer las mismas reglas que para las empresas de la UE.

En lo que se refiere al tema de la defensa común Francia impulsa la creación de una tropa europea de intervención, una asociación de portaaviones, una auténtica plana mayor de planificación en Bruselas y una integración de la seguridad interior y exterior. La UE debe actuar militarmente de forma autónoma o junto a OTAN a la que Francia quiere dar de nuevo una gran importancia. Sin embargo el presidente galo se enfrentará a un problema mayor para impulsar sus planes en este rubro pues muchos países de la UE no disponen de dinero y quieren evitar a toda costa una doble estructura OTAN-EU.

Mittelmeerunion Sarkozy schwimmt im Mittelmeer

Sarkozy se baña en el Mediterráneo.

En el campo de la inmigración Francia busca hacer progresar una política conjunta y los planes de la UE para un derecho de asilo común. Se pretende dificultar la reagrupación familiar y orientar la inmigración a las necesidades del mercado. La UE debe vigilar mejor sus fronteras externas y expulsar rápidamente a los inmigrantes ilegales. Sarkozy quiere ganarse la cooperación de los países de origen con políticas de desarrollo. Pero es de preverse que partes del pacto se topen con resistencia por ejemplo de España ante el plan de Sarkozy de prohibir las legalizaciones en masa.

En la cumbre europea que se celebrará el 13 de julio con la presencia de los países del Mediterráneo, Sarkozy quiere poner las bases para la Unión para el Mediterráneo, sucesor del Proceso de Barcelona como llama la UE su actual política en la región. Los especialistas estiman que no se lograrán avances rápidos en esta rúbrica debido al cúmulo de problemas como por ejemplo los conflictos entre los países del sur que bloquean la cooperación: el conflicto de Israel con los palestinos y sirios, el conflicto de Chipre con Turquía, el conflicto sobre el Sahara Occidental entre Marruecos y Argelia. Además mientras que a París le gustaría que la sede de la Unión Mediterránea estuviera en El Cairo, la mayor parte de los europeos optan por Bruselas.

El método Sarkozy

Das ehemalige Topmodel Carla Bruni bei Schau von Yves Saint-Laurent in Paris

Carla Bruni respaldará a su esposo.

Es de preverse que la presidencia francesa sea turbulenta, especialmente para Sarkozy quien tendrá que ver que lo que es posible en la "monarquía electoral" francesa no funciona a nivel europeo. Sarkozy tendrá que lograr compromisos con las grandes capitales europeas.

Para tener éxito, Sarkozy necesita también de la colaboración de la Comisión para lo que deberá mediar sus palabras para no causar constante irritación. Habrá que esperar a ver cuáles avances se logran en los próximos seis meses que con seguridad quedarán en la memoria de los europeos.

DW recomienda