1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Los mitos sobre los refugiados chocan con la realidad

"La mayoría de los refugiados vienen a Alemania, nos quitan los puestos de trabajo y, en el caso de los balcánicos, ni siquiera están perseguidos". Acá contrastamos los prejuicios con hechos y datos.

"¿Por qué tenemos que acoger refugiados?"

Alemania se ciñe a sus leyes. El artículo 16 de la Constitución dice claramente que "los perseguidos políticos disfrutarán del derecho de asilo". Esto se aplica a las personas que en sus países están tan marginados por sus ideas que se atenta contra su dignidad humana. Como dijo a DW el ministro de Exteriores alemán, la ayuda a los refugiados es una obligación.

"Los refugiados reciben aún más dinero que los alemanes"

Los solicitantes de asilo y los refugiados han recibido, en los últimos veinte años, un 30 por ciento menos de lo que en Alemania se considera necesario para alcanzar el nivel de subsistencia. Fue apenas hace tres años, en julio de 2012, cuando el Tribunal Constitucional Federal tachó a las ayudas de "evidentemente insuficientes" y comenzaron a elevarse. Mientras que un receptor de las ayudas básicas para alemanes sin recursos recibe 399 euros al mes, la de un solicitante de asilo oscila entre los 281 y los 352 euros. Y, en parte, según denuncia la organización Pro Asyl, en vales canjeables sólo por determinados artículos y en determinadas tiendas. Sólo a quienes ya se les ha concedido el estatus de refugiado se les reconoce el derecho al resto de ayudas sociales.

"Los extranjeros nos quitan a los alemanes los puestos de trabajo"

Los refugiados sin permiso de trabajo no pueden ni trabajar ni formarse. Y en sus tres primeros meses, a los solicitantes de asilo les está expresamente prohibido trabajar. Incluso después tienen pocas oportunidades de encontrar un trabajo. A los trabajadores alemanes, de países de la Unión Europea o, incluso, a los refugiados reconocidos como tales se les da trato preferencial en la asignación de trabajo. Después de 15 meses de estancia en Alemania se levantan estas restricciones. El hecho es también que en muchos sectores de la economía alemana hacen falta trabajadores. Y entre los que vienen hay gente muy preparada.

"Los refugiados vienen casi todos a Europa"

Más del 80 por ciento de los 59 millones de refugiados que hay en el mundo se quedan cerca de su región de origen. Por un lado, porque a menudo esperan poder volver rápido. Por otro, porque carecen de medios para ir más lejos. La mayor parte de los huidos de Siria e Irak ha sido acogida por sus países vecinos y no por Europa. Sólo de Siria han huido cuatro millones de personas y otros tres millones se han refugiado en otras regiones de su propio país. La mayoría de esos cuatro millones de sirios está en Turquía, pero también en el Líbano, Jordania, Irak y Egipto, según ACNUR. El total de solicitudes de asilo en Europa es de 348.000, menos del 10 por ciento del total de personas que han salido de Siria.

"Alemania recibe la mayor cantidad de refugiados de Europa"

El número de solicitantes de asilo en Alemania es el más alto desde hace mucho tiempo: en 2014 hubo 170.000 solicitantes de asilo, en 2015 se esperan, según el ministro del Interior Thomas de Maizière, hasta 800.000 solicitudes. De hecho, actualmente la mayoría de las solicitudes de asilo en la Unión Europea se reciben en Alemania. Viendo el dato en relación al total de la población, sin embargo, la República Federal estaba en 2014 en sexto lugar, con 2,5 solicitudes de asilo por cada mil habitantes. Suecia, con 8 solicitudes por cada mil habitantes, lidera este ranking. Incluso Hungría, Austria, Malta y Dinamarca están por delante de Alemania.

"Los que vienen de los Balcanes son refugiados económicos"

En los Balcanes no hay ya guerra civil, por lo que la gente piensa que los solicitantes de asilo procedentes de países balcánicos vienen por motivos económicos. Pero también en medio de Europa, sobre todo los gitanos serbios y kosovares, sufren discriminación, hambre y ven amenazadas sus vidas. Al contrario que a los solicitantes de empleo de la Unión Europea, se les niega la libre circulación. Y sólo se ayuda a los demandantes de asilo. Países como Finlandia y Suiza consideran justificadas alrededor del 40 por ciento de las solicitudes de asilo de refugiados serbios y kosovares. Alemania rechaza casi el cien por cien de las solicitudes de asilo de ciudadanos balcánicos.