1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

Los mercados de Navidad dan vida al invierno alemán

Las semanas previas a que empiece la Navidad, a partir del primer adviento a finales de noviembre, son una época muy especial en Alemania: los mercadillos navideños dan aire nuevo al paisaje urbano de todo el país.

default

Mercado de Navidad en Fráncfort del Meno.

Para algunos, un periodo frío, oscuro y sin gracia. Para otros, una época festiva y llena de encanto. Gracias a los mercados de Navidad, en el pueblecillo más pequeño como en la ciudad más grande, el invierno adquiere un color diferente, un áurea de año que se acaba. Con amigos, familiares o compañeros de trabajo, estos mercadillos se convierten en lugar de visita obligada.

Pero decidir a dónde ir no es fácil. DW-WORLD hace un repaso a los mercados de Navidad más conocidos y presenta algunas curiosidades por riguroso orden alfabético.

Aquisgrán: la ciudad de los Spekulatius

Millones de personas visitan el mercado de Navidad de Aquisgrán, en el Estado de Renania del Norte-Westfalia. En la plaza de la catedral de esta ciudad famosa por haber sido el hogar de Carlo Magno, los “Reibekuchen”, una masa frita hecha de patata rayada, los tradicionales “Spekulatius”, galletas navideñas, y los dulces llamados “Aachener Printen” hacen cada año las delicias de propios y extraños. En total, más de 100 puestos se reparten la plaza hasta el 23 de diciembre.

Weihnachtsmarkt am Genarmenmarkt in Berlin

Mercado de Navidad en el Genarmenmarkt de Berlin.

Berlín: el mercado con más público

En la capital alemana abren sus puertas varios mercados cada Navidad. Uno de los más famosos es el situado junto a la Kaiser Wilhelm Gedächtniskirche, la iglesia que honra al emperador Guillermo. Durante 16 días, el aire se cubre de olor a almendras tostadas y vino. Con unos cuatro millones de visitantes por temporada, este mercado es el más concurrido del país y permanece abierto hasta el uno de enero.

Otro mercado interesante en Berlín es el que ocupa el Gerndarmenmarkt, una de las plazas más bellas de Europa, que cierra el 31 de diciembre.

Colonia: el abeto más luminoso de Renania

La ciudad a orillas del río Rin recibe cada Navidad tal número de viandantes adicionales que la policía se ve obligada a controlar la multitud. Junto a su impresionante catedral gótica cualquier mercado navideño encuentra el escenario propicio para transmitir el ambiente de estas fiestas.

574. Striezelmarkt in Dresden

Dresde: el mercado de Navidad más antiguo de Alemania.

Y por si la majestuosidad de la catedral no fuera suficiente, aquí se decora un abeto navideño de altura igual a la de la iglesia: 26 metros, lo que resulta 8,5 toneladas de peso. Vía mensaje de texto se puede encender con el móvil una vela del árbol. El dinero recaudado con los SMS se destina a obras benéficas. Según los organizadores, ningún otro árbol está tan iluminado en toda Renania. El 23 de diciembre, un día antes de Nochebuena, cierra el mercado.

Pero en Colonia hay otra curiosidad: frente al museo del chocolate se habla alemán antiguo en un mercado navideño de estilo medieval. Además, hay mercados en el casco viejo, en las plazas de Heumarkt, Neumarkt y Rudolfplatz, en el parque Stadtgarten e incluso sobre un barco.

Dresde, Fráncfort, Leipzig, Lübeck, Múnich, Núremberg y Rostock. ¡Siga leyendo!

DW recomienda