1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Los informes secretos de Nisman serán desclasificados

Tras la autopsia, se confirmó que el fiscal murió de un tiro en la cabeza. El Gobierno de Fernández de Kirchner ordenó desclasificar la información que había solicitado Nisman antes de morir.

La fiscal Viviana Fein, que investiga la muerte de Alberto Nisman, recibió un informe preliminar de los forenses que señala que el cuerpo tenía un orificio de bala con entrada en el parietal derecho y pérdida de masa encefálica. Los peritos policiales confirmaron que la bala que provocó la muerte del fiscal argentino procedía de la pistola de calibre 22 encontrada bajo su cadáver en su departamento de Buenos Aires. La Justicia espera más adelante dilucidar si la pistola encontrada por los investigadores es una de las dos armas registradas a nombre del fiscal.

Mientras se avanza en la investigación de lo ocurrido en torno a su muerte, el Gobierno argentino, a través de dos comunicados, quiso mostrar a la opinión pública su transparencia, dando la orden de desclasificar "la identidad, las acciones, los hechos y las circunstancias correspondientes al personal de inteligencia" que emerjan de las interceptaciones telefónicas entregadas por Nisman a la Justicia. El propio Nisman, que se sabía amenazado de muerte, había pedido que se hiciera público el nombre de los espías de la Secretaría de Inteligencia implicados en el presunto encubrimiento del caso AMIA, pues había asegurado que personas de la Secretaría de Inteligencia estaban en la lista de sospechosos de ese delito.

Óscar Parrilli, uno de los hombres más próximos a la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, tomó la decisión de hacer públicas estas informaciones, con el fin de "brindar la colaboración que sea necesaria", en medio de la conmoción provocada por la sorpresiva muerte del fiscal. El secretario de Inteligencia ordenó también identificar a los espías que fueron denunciados por Nisman, "a efectos de proceder al levantamiento de secreto de los mismos".

Argentina, conmocionada

Tras conocer la muerte del fiscal, la oposición argentina expresó sus sospechas sobre las circunstancias del hecho. Además, convocó a la sociedad para "movilizarse como crea conveniente", para "repudiar" lo ocurrido. El fiscal tenía previsto presentarse hoy en el Congreso argentino para exponer ante los legisladores los alcances de su investigación, en la que involucraba a la jefa de Estado argentina y al ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, junto a otros tres dirigentes cercanos al Gobierno. Pese a su fallecimiento, la reunión se realizó esta tarde, aunque con la intención de rendir homenaje al fallecido. "Estamos conmocionados y angustiados por las cosas que pasan en nuestro país", señaló la diputada Patricia Bullrich, presidenta de la Comisión de Legislación Penal.

Tras un minuto de silencio, los pocos legisladores que asistieron al encuentro, todos ellos de la oposición, solicitaron al Gobierno que tome "las medidas necesarias y suficientes para preservar el funcionamiento y la seguridad" de los integrantes del equipo de investigadores que trabajaban junto a Nisman en el caso. El fiscal investigó durante más de una década el ataque de 1994 contra la mutual AMIA que dejó 85 muertos en Buenos Aires.

Los argentinos despertaron estremecidos por la noticia de la muerte del fiscal. El tema explotó en las redes sociales y la mayoría de los medios argentinos se abocaron a informar casi exclusivamente sobre el caso del fiscal. La conmoción llevó el tema a lo más alto de los trending topics de la red a nivel mundial durante varias horas, con opiniones para todos los gustos.

MS (dpa/efe)