1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Los hutíes rechazan el embargo de armas de la ONU y llaman a protestas

El movimiento rebelde yemení de los hutíes rechazó hoy el embargo de armas y las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU, y llamó a masivas protestas populares mañana contra la resolución.

Jamal Abdullah Al-Sallal, ministro de RR. EE. de Yemen.

Jamal Abdullah Al-Sallal, ministro de RR. EE. de Yemen.

En un breve comunicado, el Comité Supremo Revolucionario, máxima instancia de poder de los hutíes, calificó de "agresión" la resolución, impulsada por los países árabes y adoptada ayer.

Instó por ello la nota a "las masas del pueblo yemení a manifestarse el jueves para condenar la resolución del Consejo de Seguridad que respalda la agresión", en alusión a la ofensiva de la coalición árabe contra los hutíes en Yemen.

Aunque la convocatoria de manifestaciones multitudinarias es mañana, decenas de personas se han empezado a congregar hoy frente a la sede de la ONU en Saná en protesta por la resolución.

La ONU amplió sanciones a rebeldes hutíes

El Consejo de Seguridad de la ONU amplió ayer sus sanciones a los rebeldes hutíes y les impuso un embargo de armas, en una resolución presentada por Jordania en nombre de los países árabes y que respaldaron todos los miembros del órgano excepto Rusia, que se abstuvo.

Las nuevas sanciones incluyen una prohibición de viajes y el bloqueo de activos al líder de los rebeldes, Abdelmalek al Huti, y a Ahmed Saleh, hijo del anterior presidente del país.

Los primeros en dar la bienvenida a esta resolución fueron Arabia Saudí, que lidera la coalición árabe, y el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), en el que cinco de sus seis miembros participan en los bombardeos contra los hutíes.

El CCG definió la decisión de la ONU como "un mensaje claro y fuerte de unidad de la comunidad internacional en apoyo a la legitimidad" del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.

La coalición árabe declaró la guerra a los hutíes el pasado 26 de marzo para intentar frenar su avance hacia la ciudad meridional de Adén, donde Hadi había establecido su sede provisional tras huir de Saná, que cayó en manos rebeldes el pasado septiembre.

CP (efe, dpa)