1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

Los huevos de Pascuas en Alemania

Para casi la mitad de los alemanes Pascuas es más que un par de días libres. Es fiesta religiosa pero sobre todo familiar. Como cada celebración también ésta cuenta con símbolos. El huevo de Pascuas es uno de ellos.

default

A los niños les encanta pintarlos. Buscarlos les fascina aún más.

Pascuas es la fiesta más antigua e importante de los cristianos. Recuerda la resurrección de Jesucristo después de morir en la cruz. Los festejos de Semana Santa son el símbolo de la victoria de la vida sobre la muerte y en ellos se enmarca la tradición de los huevos de Pascuas.

Bdt 9000 Ostereiern hängen an einem geschmueckten Ostereierbaum in Saalfeld

9.000 huevos adornan un árbol en la ciudad de Saalfeld durante Semana Santa.

Estos pequeños cuerpos orgánicos encierran un misterio. Representan desde épocas remotas pureza y fertilidad. Ya desde antes del cristianismo eran el símbolo de vida y resurrección. En muchas culturas a los muertos se les enterraba con huevos como ofrenda.

El huevo fue también moneda de pago por mucho tiempo. En el Medioevo los campesinos pagaban a los señores feudales con esta unidad de conteo los intereses acumulados por el uso de sus tierras.

¿Por qué los pintan?

La costumbre de pintar y regalar huevos en Pascuas es una tradición cristiana muy difundida de orígenes diversos.

En Alemania esta costumbre parece haber sido cimentada por la Iglesia en el Siglo XII con el benedictio ovorum, acto en el que los huevos eran bendecidos en la iglesia, lo que en el imaginario popular los dotaba de poderes especiales.

Algunos creen que el uso de colorear los huevos viene de Ucrania donde en época previa al Cristianismo se pintaban para agradecer la llegada del sol y el calor en la primavera. Hay quien sostiene que esta tradición fue introducida como elemento de adorno en el Cristianismo.

Bdt Ein armenischer Priester segnet einige hundert der rote Eier während einer Masse Ostern

Sacerdote armenio bendice huevos rojos durante misa de Semana Santa.

Puede haberse difundido sin embargo por el hecho de que las reglas católicas prohibían en su inicio el consumo de huevos durante Semana Santa. Las gallinas, ignorantes, seguían poniendo y los campesinos los almacenaban y pintaban para distinguirlos de los frescos. Al final de Semana Santa crecía fuertemente su consumo. Así la tradición fue cultivándose.

El huevo pintado más viejo del que se tiene conocimiento data del siglo IV después de Cristo.

En Alemania se mencionan por primera vez en escritos del siglo XIII del clérigo alemán Freidank. El color tradicional para pintarlos fue por mucho tiempo el rojo, el color de la sangre de Cristo. En la actualidad se pintan de todos los colores cada uno con significado propio: amarillo sabiduría, blanco pureza, verde juventud y anaranjado fuerza.

¿Por qué los esconden?

La primera mención del uso de esconder los huevos para los niños se encuentran en el diario del Abad Jacob von Schluttern del año 1691, pero no hay explicación de cómo o por qué nació este juego. Como sea casi 317 años después, este domingo de Pascuas, cientos de niños alemanes los buscarán y encontrarán de nuevo.

La tradición de los huevos de Pascuas se ha convertido en un verdadero arte. Los hay de todo tipo de materiales, los naturales hermosamente pintados, pero también de oro y plata, de vidrio, de porcelana, de madera y en la época made in China también de plástico.

Kind mit Osterhase

Pero para Semana Santa los alemanes prefieren los tradicionales, los huevos duros pintados, aunque se registra un creciente gusto por los de chocolote y mazapán.

¿Y el conejo de Pascuas? Esa es otra historia...

DW recomienda