1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Los homosexuales no podrán adoptar en Colombia

Colombia restringe la adopción de menores de edad por parte de parejas del mismo sexo a aquellas solicitudes que recaigan en los hijos biológicos de alguno de los solicitantes.

La Corte Constitucional de Colombia ha negado a las parejas del mismo sexo la posibilidad de adoptar menores de edad. Dos semanas después de que la votación quedara empatada a cuatro votos, el conjuez encargado de tomar la decisión fue José Herrera.

“Las parejas del mismo sexo sólo pueden adoptar cuando la solicitud recaiga en el hijo biológico de su compañero o compañera permanente”. Con este mensaje publicado en la red social Twitter, la Corte rechazaba la ponencia del magistrado Jorge Palacio, quien trató de convencer al alto tribunal de que el derecho a adoptar no debía ser exclusivo de parejas heterosexuales.

Las reacciones no se han hecho esperar en el país. Ciudadanos y líderes políticos mostraban sus opiniones al respecto en las redes sociales. “Dije desde esta mañana que la Corte Constitucional es tibia y escriben los fallos a nueve manos”, criticó el senador Armando Benedetti. El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, se mostró también en contra de la decisión y aseguró que “hay suficientes dictámenes científicos que demuestran que no hay ninguna diferencia en la crianza de un menor entre parejas heterosexuales y del mismo sexo. Es un paso importante que el país debería dar”.

Uniones de parejas del mismo sexo

Antes de conocerse el fallo, la Iglesia Católica había pedido a la Corte Constitucional que prohibiera definitivamente la adopción a las parejas del mismo sexo. Esta no es, desde luego, la primera vez que el tema de los derechos de los homosexuales divide a la sociedad colombiana. En 2013, el Congreso rechazó un proyecto de ley que buscaba permitir los matrimonios entre personas del mismo sexo. A pesar de ello, actualmente los gays y lesbianas pueden unirse mediante una figura similar al matrimonio civil en las notarías, con los derechos y deberes que este tipo de unión implica.

El caso de Colombia no es aislado en Sudamérica. En algunos estados de Brasil, por ejemplo, los homosexuales también pueden unirse en las notarías. Argentina y Uruguay, por el contrario, fueron más allá y aprobaron en los últimos años leyes que permiten la unión de personas del mismo sexo.

JC (dpa, Reuters)