1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Los entrenadores nómadas

En la Bundesliga hay una serie de nombres que siempre salen a relucir cuando los equipos enfrentan crisis y necesitan un cambio: el de los entrenadores nómadas que van de club en club solucionando problemas.

En alemán hay un sustantivo especial para describir los cambios en la jefatura del banco de los diferentes equipos de la Bundesliga: “Trainerkarussell” (el carrusel de los entrenadores). Bajo ese término se registra el ir y venir de los técnicos en una lista en la que saltan a la vista conocidos nombres de profesionales que desaparecen de un club para luego reaparecer en otro.

Hay incluso entrenadores que a lo largo de su carrera han pasado por más de cinco equipos en Alemania, así como hay de otros que repiten el club y vuelven al lugar de trabajo del que previamente habían sido despedidos sin contemplaciones. Deutsche Welle tiene algunos ejemplos de esta especial categoría profesional de la Bundesliga.

Las herencias del Stuttgart

En el 2007, Armin Veh le dio al Stuttgart su último título profesional, un triunfo que lo mantuvo en el banco de entrenadores por otros 18 meses, antes de tener que despedirse del club como consecuencia de cinco partidos consecutivos sin victorias. Veh, quien ya había transitado con anterioridad por cuatro equipos distintos de las categorías menores (Augsburgo, Hansa Rostock, Greuther Führt y Reutlingen), empezó entonces un largo periplo por la primera división de la Bundesliga.

Los últimos cinco años llevaron a Veh a Wolfsburgo, Hamburgo y Fráncfort, antes de regresar al Stuttgart, esta vez como redentor de una crisis que por poco le cuesta el descenso en la temporada 2013/2014. El entrenador estuvo allí solo cinco meses antes de claudicar ante lo que él catalogó “falta de fortuna”. Su sucesor, que también había sido su predecesor en Stuttgart, sería el holandés Huub Stevens, uno de los entrenadores nómadas más famosos y reputados en Alemania.

En este 2014, Stevens asume la dirección del Stuttgart por segunda vez. Pero en él retornar no es un fenómeno singular. Muy por el contrario, hace parte de su repertorio personal: en Schalke también ajustó dos periodos, el primero de 1996 al 2002, y el segundo entre el 2011 y el 2012. Al holandés, que también ha trabajado para el Colonia, el Berlín y el Hamburgo, se le considera un hombre exitoso, y con razón. Al Stuttgart lo rescató la temporada pasada de un descenso casi sentenciado, y al Schalke lo hizo campeón de la Copa UEFA (1996); en dos ocasiones de la Copa Alemana (2001 y 2002), y lo clasificó a la Champions League en el 2012.

Los “siempre dispuestos”

El Bochum despidió recientemente a Peter Neururer, un entrenador que ha pasado por 13 clubes en crisis.

El Bochum despidió recientemente a Peter Neururer, un entrenador que ha pasado por 13 clubes en crisis.

Los nombres de Veh y Stevens están en la boca de los aficionados cada vez que un club enfrenta una crisis y el despido del entrenador de turno es inminente. Pero los suyos no son los únicos, hay otros como el de Peter Neururer, recientemente cesado en el Bochum, equipo que compite en la liga de ascenso, quien a lo largo de casi 30 años de carrera ha pasado por 13 distintos clubes alemanes en todas las distintas categorías del fútbol profesional. En su hoja de vida aparecen prestigiosos integrantes de la Bundesliga como el Schalke, el Hannover, el Colonia y el Berlín, pero también otros más modestos como el Duisburgo o el Rot-Weis Ahlen.

Como él, hay otro entrenador alemán que regularmente está dispuesto a asumir nuevos retos, y a rescatar equipos que atraviesan crisis: Friedhelm Funkel. En poco más de 25 años de trayectoria profesional, el entrenador ajusta un promedio de poco más de dos temporadas y media con cada uno de los equipos que ha manejado, y entre los cuales el Colonia, el Fráncfort, el Berlín, los casi desaparecidos Aquiguncia y Hansa Rostock, y el 1860 Múnich, un club en apuros que fue su última estación.

Funkel, como Neururer e incluso el éxitoso Felix Magath, campeón de la Bundesliga con dos equipos (Wolfsburgo y Bayern) de los ocho que ha tenido a su cargo en Alemania, hacen parte de la “vieja guardia” de entrenadores nómadas. Allí han aparecido en los años recientes técnicos de la nueva generación que pese a su relativamente corto recorrido profesional, ajustan ya experiencia en varios equipos: Mirko Slomka (Schalke, Hannover y Hamburgo), Robin Dutt (Friburgo, Leverkusen y Bremen), o Bruno Labbadia (Leverkusen, Hamburgo y Stuttgart), pese a no haber pasado una década de su debut en la Bundesliga.