1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Los dos grandes partidos israelíes buscan aliados para coaligarse

"Todo está abierto", dice el líder laborista Herzog. El único dato oficial es el de participación: un 71,8%, la mayor desde 1999.

El exministro israelí de Exteriores y número 6 del Likud, Shilván Shalom, afirmó que, según los sondeos, Netanyahu podría formar Gobierno con el apoyo de 63 o 64 diputados, dos o tres más de los 61 que suponen la mayoría absoluta en la Kneset, el Parlamento de Israel, que cuenta con 120. "Estamos trabajando para formar una nueva coalición en los próximos días, una coalición fuerte, capaz de manejar todos los asuntos importantes", apuntó.

El líder del Partido Laborista israelí, Itzhak Herzog, afirmó por su parte que hará "cualquier esfuerzo" por reemplazar al primer ministro Benjamin Netanyahu. "Mientras esperamos los resultados finales, todo está abierto", ha dicho a sus seguidores en la sede de Campo Sionista, en Tel Aviv, la coalición que formó junto a la ex ministra de Justicia Tzipi Livni.

"Hablé con todos los líderes de las facciones relevantes", añadió y prometió que una coalición liderada por él priorizará las reformas sociales y se esforzará por lograr "la paz con los vecinos". Y llamó a los otros partidos que están a favor de la reforma social a "unirse" bajo su liderazgo, dirigiéndose especialmente a Moshe Kahlon del partido centrista Kulanu.

El partido que podría ser decisivo

Kahlon, cuyo partido, fruto de una escisión del Likud hace dos años, habría obtenido en torno a diez escaños, no desvela de momento hacia dónde inclinará sus apoyos. Prefiere esperar "a los resultados reales". Sin embargo, declaró a los medios locales que apoyaría "a cualquier candidato que opte por una vía social" y que formaría parte sólo de un gobierno "que dé respuesta a las necesidades de la gente".

De momento, el único dato oficial es el de la participación, que ascendió al 71,8 por ciento del electorado, el índice más alto desde 1999, informó la Comisión Electoral. El índice es cuatro puntos superior al registrado en las elecciones celebradas en 2013, cuando se alcanzó el 67,8 por ciento.

Los sondeos sitúan en tercera posición a la Lista Árabe Común con entre 12 y 13 escaños, y en cuarta al partido laico centrista Yesh Atid (Hay Futuro), del exministro de Finanzas Yair Lapid, con entre 11 y 12 diputados. El gran derrotado sería el partido ultraderechista Hogar Judío, de Naftalí Bennet, que sólo obtiene entre 8 y 9 diputados, por debajo incluso del centroderechista Kulanu, que con 10 escaños se convierte en el eje de la balanza para la formación de gobierno.

Los otros partidos a los que los sondeos otorgan representación parlamentaria sería los partidos ultraortodoxos Judaísmo Unido de la Torá y Shas, con entre 6 y 7 escaños cada uno; el frente pacifista Meretz, con 5; y la formación ultranacionalista Israel Beitenu, con 5.

LGC (dpa / EFE)