“Los ciudadanos expresaron su voluntad a favor de la monarquía cuando se votó la Constitución.” | Europa al día | DW | 04.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

“Los ciudadanos expresaron su voluntad a favor de la monarquía cuando se votó la Constitución.”

La presidenta del Club Internacional de Prensa y corresponsal de Televisión Española ante la Casa Real durante 37 años, Carmen Enríquez, analiza el futuro de la monarquía española en entrevista con Deutsche Welle.

Carmen Enríquez

El Rey Juan Carlos y la periodista Carmen Enríquez.

“Hoy merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura está demandando”. Con estas palabras, el rey Juan Carlos I anunciaba el 2 de junio su intención de transmitir la Corona a su hijo y heredero al trono de España, el príncipe Felipe de Borbón. En entrevista exclusiva con Deutsche Welle, una de las voces más autorizadas para hablar sobre la Casa Real en España, Carmen Enríquez, analiza el futuro de la Corona a corto plazo.

Tras la dura etapa vivida por la Casa Real en los últimos años, el rey es consciente de que no iba a ser capaz de recobrar la popularidad necesaria para la supervivencia de la Monarquía. ¿Considera adecuado el momento que ha elegido el Rey para abdicar?

Si, incluso si lo hubiera hecho unos meses antes también habría estado bien. Había que hacerlo y este tipo de asuntos no se pueden demorar. Ha sido un gesto lleno de generosidad y de sentido común, porque lo que hace falta en este país, entre otras cosas, es un cambio generacional. La gente más joven tiene que tomar decisiones. Es el momento de hacer ese cambio, y creo que el Rey ha dado un paso adelante. La Casa Real tiene que recuperar ese carácter ejemplar que tenía antes.

El Congreso tiene previsto proclamar al príncipe Felipe de Borbón como rey en torno al próximo 16 de junio. ¿Supondrá un gran cambio para España la coronación de Felipe VI?

Es un cambio de imagen y un relevo generacional. Es un deseo y una voluntad de hacer las reformas que necesita España. La Constitución tiene ya muchos años y a lo mejor hay que reformarla. Estoy en contra de la apertura de procesos constituyentes que están planteando los partidos de izquierdas, porque me parece que supondría dinamitar un activo (la monarquía) que merece la pena aprovechar.

¿Qué puede aportar el príncipe Felipe a la Corona Española, además de juventud y aire fresco? ¿Será capaz de responder a la expectativas?

Yo le conozco y creo que sí. Además de que está muy preparado, tiene unos conocimientos suficientemente amplios como para saber de qué va el asunto en España. Conoce a los mandatarios y a la oposición de la mayoría de países iberoamericanos porque viaja constantemente a la toma de posesión de cargos importantes en estos países. El Príncipe es una persona reflexiva, tranquila, que sopesa bien las cosas antes de tomar decisiones, que sabe escuchar y que es lo suficientemente maduro para saber que la clave está en recuperar la confianza, el contacto y la proximidad de la ciudadanía. También va a tener momentos difíciles, porque la situación es complicada en muchos aspectos. Tiene suficiente formación para afrontar esos retos.

Ahora que los dos grandes partidos, PP y PSOE, controlan el 80% de los votos en el Congreso será más sencillo aprobar la requerida ley orgánica de la sucesión al trono. Alguien podría pensar que el Rey ha elegido un momento propicio para abdicar.

Claro, pero eso no es reprobable. El Rey no está tratando de saltarse la ley. En primer lugar, la idea de abdicar le viene rondando en la cabeza desde hace tiempo. Segundo, tiene que ver los pros y los contras del momento. Tiene que elegir un momento que no sea perjudicial para la Corona. En la votación va a prevalecer un sentido de la responsabilidad conforme al pacto constitucional, que consistía en aceptar la monarquía como forma de Estado. Probablemente haya escogido un momento propicio. Es lógico y de sentido común.

¿Qué tipo de tensiones provocará el debate sobre la ley orgánica en el Congreso?

En el Congreso no va a haber ni debate ni tensiones. Los que están presionando son los partidos de izquierdas, que además ahora están muy crecidos y creen que hay que extrapolar los resultados de las elecciones europeas al Congreso de los Diputados. Algunos afirman incluso que si no hay referéndum la proclamación del príncipe Felipe no será legítima, algo que no queda recogido en ningún artículo de la Constitución. Simplemente tienen prisa y ven que es una oportunidad para que España se convierta en una república. Es posible que, en un momento de crisis prolongada como el que sufre la familia real, sea un momento propicio para que los ciudadanos expresen su sentimiento en contra de la monarquía sin medir muy bien las consecuencias que puede suponer ese cambio. La gente tiene derecho a plantear lo que sea pero, evidentemente, hay que hacerlo dentro de la legalidad. Si todos esos partidos políticos quieren que España se convierta en una república, lo que tienen que hacer es plantear la cuestión en el Congreso de los Diputados y, si todos están de acuerdo, la llevarán adelante. Si esa circunstancia se produce, será imparable.

Puesto que en 39 años de monarquía parlamentaria España no ha aprobado ninguna ley que regule el procedimiento para la sucesión en la Corona, la protección jurídica y los derechos con los que contará don Juan Carlos cuando deje de ser jefe del Estado no están reglamentados.

El Rey pierde la inviolabilidad aunque, evidentemente, y con el objetivo de que esto no se convierta en una caza auspiciada por aquellos que tratan de aprovecharse de la situación, el Congreso le dará algún tipo de protección. Sobre todo en un país en el que hay prácticamente 15.000 aforados. El Rey no puede quedar totalmente desprotegido.

Es posible que el proceso abra el debate sobre el machismo en la sucesión al trono. ¿Cree que será eliminado en la ley orgánica que redacta el Congreso?

La prevalencia de los hombres sobre las mujeres en la sucesión es un aspecto que se quiere cambiar desde hace tiempo, y sobre lo que todas las fuerzas políticas están de acuerdo. El problema es que, a pesar de que el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero propuso cambiar ése y otros tres artículos de la Constitución, debido a la política desarrollada por el PP de bloqueo total a las iniciativas del PSOE, no se pudo cambiar nada. Sólo habría que haber planteado el cambio de ese artículo pero, como era necesario convocar un referéndum, aquello se iba a acabar convirtiendo en un plebiscito sobre la monarquía, lo que no le pareció oportuno al gobierno de turno. Creo que ese artículo, además de ser innecesario, es un borrón en la Constitución. Es preciso modificarlo.

Tras el anuncio realizado ayer por el todavía Rey, tuvieron lugar diversas concentraciones en toda la geografía española en las que miles de personas reclamaron un referéndum sobre la monarquía. ¿Considera necesario que los ciudadanos expresen su voluntad a favor o en contra de la monarquía?

Los ciudadanos ya expresaron su voluntad a favor de la monarquía cuando se votó la Constitución.

Si, pero la gente que está saliendo a las calles a reclamar la instauración de una república ni vivió en la época de la Segunda República, ni tomó parte en la votación de la Constitución de 1978.

Cambiar la Constitución cada poco tiempo es un disparate. El hecho de que haya una nueva generación políticamente activa no quiere decir que haya que redactar una Constitución. Aunque es posible que los ciudadanos mayores de 40 años votasen sí a seguir manteniendo una monarquía parlamentaria, desde luego la gente joven no lo haría, puesto que lo que ha faltado en los colegios en las últimas décadas es pedagogía. Se ha explicado poco la importancia de la Transición y el papel que el Rey desempeñó en ella. Hay un desconocimiento total y absoluto del papel de la monarquía. Según Aristóteles, para querer algo debes conocerlo primero. Si no lo conoces, no lo puedes amar.

¿Cómo se presenta el futuro para la monarquía en España?

Una de dos. O remonta y consigue recuperar el apoyo, la valoración positiva y la afección de los ciudadanos, o sigue bajando porque se comenten más torpezas y errores, que en los últimos tiempos se han cometido muchos, y se irá a pique. Que conste que, a pesar de que en el fondo no soy monárquica, creo que si la monarquía funciona es una institución que la gente aprueba. Esa es la clave, que el Príncipe sea capaz de recuperar la confianza del pueblo español.

DW recomienda