1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Los candidatos luchan por la mayoría en Portugal

Los políticos portugueses recorren el país. Los centros de estudio de opinión pronostican una carrera ajustada entre el gobierno conservador y los socialistas. En esta campaña electoral, cada voto cuenta.

Portugal Lissabon Wahlen Wahlkampagne PS Antonio Costa

El candidato socialista António Costa durante un acto de campaña en Oporto.

Con coloridas banderas, la juventud del partido espera impaciente en la rotonda del parque de bomberos. Un altavoz reproduce insistentemente a todo volumen el himno de campaña: "¡Cada vez somos más! ¡Hey!". Quien no tiene nada mejor que hacer, espera aquí al primer ministro Pedro Passos Coelho. No son demasiados. Son las once de la mañana en un día de trabajo en la pequeña ciudad de Arcos de Valdevez. Pero suficientes para un pequeño baño de masas. Sobre todo después de que el director de campaña local haya traído a los abanderados de la organización juvenil del partido. El presidente del Gobierno llega por el otro extremo de la avenida, el entusiasmo organizado debe trasladarse quinientos metros calle arriba.

Dos semanas de ajetreo

La campaña electoral en Portugal supone dos semanas de bullicio en la calle y en los bares: besos para los niños y los mayores en la multitud, charla con las mujeres del mercado y cena, discurso y sobremesa con amigos y simpatizantes. Todo acompañado siempre y comentado por los medios de comunicación. De eso se trata para los candidatos, de aparecer más que de hablar sobre sus programas políticos.

En caso contrario, el Gobierno de los liberales de derecha PSD, el partido más grande, insistiría ante los otros socios de la coalición de gobierno CDS-PP sobre sus logros en el poder: principalmente, haber completado con éxito el programa de rescate financiero de la Unión Europea y haber sacado a Portugal, aparentemente, de la crisis. Sin embargo, la crisis no está completamente superada, sostienen los socialistas del PS (que en realidad son socialdemócratas). Y la muy discutida austeridad ha hecho estragos, sobre todo en una clase media cuya situación ha empeorado mucho.

Electores sin entusiasmo

"No gano ni 700 euros al mes, tengo que cuidar cada céntimo", dice un hombre en las calles de Arcos de Valdevez. "Eso no va a cambiar aunque cambie el gobierno". Porque no solamente el primer ministro Passos Coelho va a continuar con las políticas de austeridad. Su rival del PS, el candidato António Costa, también seguirá el rumbo marcado por Europa. También quiere mantener la moneda común y los objetivos de reducción del déficit. Claramente contra la austeridad y, si es necesario, también contra el euro, sólo están pequeños partidos de izquierda, pero que no suelen tener ningún impacto el resultado final.

Portugal Lissabon Wahlen Wahlkampagne PSD

Seguidor de Passos Coelho espera el jueves en Trofa.

"Más poder adquisitivo para las familias" reclama en ocasiones el socialista António Costa. A pesar de la austeridad, se podrían reducir los impuestos para aumentar la renta disponible de los portugueses. Por la mañana, el candidato ha visitado una escuela primaria y el conservatorio de música de la ciudad industrial de Águeda. Durante el almuerzo ha despotricado contra el alto déficit presupuestario. Después hacer sendas paradas en Oliveira de Azemeis y en Oporto, tilda ahora, durante la cena en el bastión socialista de Vila do Conde, de mentiroso y prestidigitador al primer ministro Passos Coelho y a su socio de coalición, Paulo Portas.

Socialistas: gobierno en minoría de emergencia

Cada país tiene sus problemas que resolver, explica Costa en una entrevista. Portugal cumplirá sus compromisos, por supuesto. Pero el euro debe adecuarse, como moneda única, también a las necesidades de los países económicamente más débiles como Portugal y España. "No puede haber una receta única para los problemas de los diferentes países", señala. Costa critica a continuación, pero tímidamente, la política de austeridad. Si no logra la mayoría absoluta, Costa deberá formar un gobierno en minoría.

Portugal Lissabon Wahlen Wahlkampagne

Cartel electoral del derechista 'Portugal al frente' en Lisboa.

Ante el mismo problema se encuentra el todavía primer ministro Passos Coelho. Las encuestas prometen una ajustada carrera entre la coalición gobernante y los socialistas. Lo más probable es que ninguno obtenga una mayoría absoluta en el Parlamento. Entonces será el momento de los pequeños partidos de izquierda, dado que una "gran coalición" a la alemana ha sido desestimada por todas las partes.

El gobierno aspira a la reelección

"Siento que la confianza crece día a día", dijo Passos Coelho en su discurso en la pintoresca localidad de Ponte de Lima, en la norteña región del Minho. Coelho, al que las encuestas daban por políticamente muerto hace unas semanas, se sale con la suya: al contrario que Grecia, Portugal se habría convertido bajo su gobierno en una historia de éxito. Mientras que aquí disminuye el desempleo y vuelve a crecer la economía, Grecia requerirá un tercer paquete de ayuda.

Los agricultores y pequeños empresarios se sientan a la mesa, asienten con la cabeza y agitan sus banderolas en apoyo al candidato. El norte es católico y conservador. Aquí la coalición de gobierno ganará sin problemas. Si será suficiente para seguir gobernando el país, se sabrá el domingo, día de las elecciones.