1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Los campeones del mundo en Pekín

El balonmano masculino, junto con el fútbol femenino y el hockey sobre hierba, es el máximo exponente de las aspiraciones a medalla de la delegación alemana en Pekín en cuanto a deportes por equipos se refiere.

default

Michael Kraus y Henning Fritz .

Con el aval de ser los actuales campeones del mundo –título conseguido el año pasado ante Polonia en el Mundial del que Alemania fue anfitrión-, la selección germana pretende reeditar su supremacía y reverdecer viejos laureles –ya fue oro en Berlín 1936 y plata en Los Ángeles 1984 y Atenas 2004-. En aquella ocasión, Croacia se anotó el oro en una final de la que los alemanes pretenden resarcirse.

Ausencias y promesas

Para hacer realidad el sueño olímpico, Alemania deberá superar ausencias importantes, como la del “gran capitán” Markus Bauer, retirado recientemente a sus 37 años. Sin embargo, jóvenes promesas y realidades ya probadas como Michael Kraus, de 25 años y que destaca por su capacidad de distribuir juego y anotar goles, prometen tirar del carro para traerse consigo la medalla de oro. La fuerza física, el conjunto y una gran defensa son las principales armas de los germanos, consolidados en la elite de este deporte en la última década de la mano de su carismático entrenador, Heiner Brand.

Rivales de cuidado

Pese a los buenos augurios, el camino hacia la ansiada medalla no será sencillo. De entrada, porque los últimos resultados han confirmado que hay muchas selecciones a un nivel parejo. Sin ir más lejos, en el último campeonato europeo, la flamante campeona mundial sólo pudo ser tercera, detrás de Dinamarca y Croacia –vigente campeona olímpica-, dos selecciones que se cuentan entre las favoritas a las medallas en la cita de Pekín. Precisamente, Dinamarca figura en el grupo de Alemania en la competición olímpica, junto a Rusia –varias veces campeona mundial y europea y siempre un rival a tener en cuenta-, Islandia, Egipto y Corea del Sur. También Francia o España son serias aspirantes a uno de los metales.