Los BRIC: menor dinámica económica | Economía | DW | 15.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Los BRIC: menor dinámica económica

Por varios años fueron impulso para la economía mundial. Ahora también a las economías emergentes les falta el aliento. ¿Cuánto afectará esto al resto del mundo?

default

"India y China atraían con sus miles de millones de habitantes, sus bajos salarios y reducidos costos de producción".

Hace unos diez años, a un experto en finanzas de Estados Unidos se le ocurrió llamarlos BRIC. Y la abreviatura se convirtió en una marca. Se trata de Brasil, Rusia, India y China, las más grandes economías emergentes. Mientras que Brasil y Rusia, con sus materias primas, se convirtieron en imán de inversionistas, India y China atraían con sus miles de millones de habitantes, sus bajos salarios y reducidos costos de producción.

Symbolbild BRIC Schwellenländer Automobilindustrie Automarkt

Los BRIC por varios años el impulso de la economía mundial.

Cinco años después, estas cinco economías aportaban más al crecimiento económico mundial que los países industrializados. Sin embargo, la máquina de crecimiento se ralentiza; por primera vez, China se enfrenta a un déficit comercial y los otros países también acusan problemas. Su rendimiento económico se reduce.

China e India, a la cabeza

En conversación con DW, María Laura Lanzeni, encargada de Emerging Markets del Deutsche Bank, relativiza la situación. “Los datos provienen del año anterior”, afirma agregando: “en la segunda mitad de 2012 tendremos otra vez una aceleración del crecimiento”. En su opinión, no hay que comparar años, sino períodos enteros de “antes de la crisis” y “después de la crisis”. De este análisis desprende Lanzeni que tanto China como India seguirán creciendo dinámicamente.

Maria Laura Lanzeni

Maria Laura Lanzeni, experta de Deutsche Bank para mercados emergentes.

Pero tanto en el uno como en el otro, los objetivos de crecimiento para 2012 fueron rebajados. Aunque comparados con el pronóstico para los países industrializados, su 7% y 7,5% resulta impresionante, en relación con los años anteriores ambos países se enfrentan a una reducción de varios puntos porcentuales.  ¿Las causas? El aumento del precio de materias primas que ambos países tienen que importar en enormes cantidades.

Brasil y Rusia, con problemas

En este momento Brasil está sufriendo una drástica subida de nivel de salarios; se enfrenta también a la inflación y a la revalorización de su moneda debido a crecientes flujos de capital. Inversionistas extranjeros se enfocan en el gigante latinoamericano porque en sus países de origen los bajos intereses –como medida para paliar la crisis- no ofrecen grandes réditos.

Flash-Galerie BRICS Treffen in China 2011 mit Singh, Medwedew, Hu Jintao, Rousseff und Zuma

Encuentro de los líderes de los BRICS (con Sudáfrica) en China, 2011

Finalmente, en Rusia la dependencia del petróleo frena el desarrollo. El país tiene que modernizar y diversificar su economía. Pero la corrupción y la injerencia estatal en la empresa privada atemorizan a los inversionistas. Quien tiene dinero, lo saca del país. Según cálculos fiables, sólo en 2011 salieron del país 85 mil millones de dólares.

Las exportaciones bajan

A todo esto hay que agregar que tampoco las economías emergentes se salvan del impacto de la crisis de la deuda de los países industrializados. Las exportaciones de estos últimos no fluyen y la demanda interna no puede compensar las pérdidas.

Con todo, la ejecutiva del Deutsche Bank cree que de las emergentes seguirá saliendo impulso para la economía mundial. “Una cuestión diferentes es si estos países se convertirán en una locomotora del desarrollo”, puntualiza Lanzeni. En su opinión, sólo China e India podrían asumir esa función.

Emergentes de segunda división

Es decir, los BRIC se debilitan. A la vez, sin embargo, otras economías emergentes suben al escenario. Según calculan expertos, para el 2050 las economías de “segunda división” aportarán el 40% del crecimiento económico global. Según Manzeni, eso cabría esperar de economías como la de Indonesia, México y Corea, aunque sus índices de crecimiento sean muy diferentes entre sí. “Es un grupo heterogéneo, pero sí creo que son atractivos para los inversionistas”, apunta.

Der Blick aus meinem Fenster Toluca Mexiko

De economías emergentes de "segunda división" como México cabe esperar mucho.

Esperanza y decepción

Por otra parte, el estadounidense Goldman Sachs ve en países como Vietnam, Filipinas, Pakistán y Bangladesh panoramas promisorios, aunque su inestabilidad política podría ser un freno para su desarrollo. Lo mismo cabría decir de países de gran población como Egipto, Irán y Nigeria. Por el contrario, después de una fase de crecimiento, los indicadores de Sudáfrica van en descenso. También en Turquía; esta economía modelo ve ralentizarse su crecimiento: de dos años consecutivos con un crecimiento del 8%, el descenso a menos de 3% ha sido dramático.

Autor: Klaus Ulrich (mb)
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda