1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

"Los aviones rusos siguen en Siria"

Los militares rusos juegan un papel decisivo en los éxitos del presidente Bashar al Assad, dice el general Igor Konashenkov, portavoz de las Fuerzas Armadas Rusas, en entrevista exclusiva con DW.

DW: Sr. Konashenkov, hace sólo unas semanas aviones militares rusos sobrevolaban el cielo de Siria. Ahora parece que la situación se ha calmado. Las tropas rusas, sin embargo, siguen en el país. ¿Qué están haciendo?

Konashenkov: Los asesores militares rusos están implicados en la preparación de operaciones militares como la liberación de Palmira, Al Qaryatayn y otros grandes enclaves del Estado Islámico (EI). Enseñan a los expertos sirios el conocimiento necesario para el manejo de las armas que ponemos a su disposición como parte de nuestra cooperación. Y, naturalmente, participamos en la preparación de estas operaciones.

Sorprendentemente, los cazas rusos desaparecieron del cielo sirio con la misma facilidad con la que llegaron. A pesar de ello, el país sigue lleno de terroristas. ¿Ha cumplido Rusia con su misión de liberar a Siria de terroristas?

No, su impresión es equivocada. Los aviones rusos siguen en la base aérea de Khmeimim. Y seguimos teniendo tantos como necesitamos. Se trata de aviones modernos y helicópteros que siguen realizando operaciones de combate actualmente.

Russland Igor Konaschenkow Sprecher des Verteidigungsministeriums

El general ruso Igor Konashenkov.

El objetivo son los grupos terroristas. Nuestros especialistas cumplen también una misión humanitaria, como la de desminar y limpiar la antigua ciudad de Palmira de explosivos. El objetivo es que todos podamos seguir admirando lo que la humanidad creó hace miles de años.

¿Cómo es su cooperación con otros países, como por ejemplo Estados Unidos?

Muy activa en el contexto de los acuerdos para el proceso de reconciliación de las partes en conflicto y el cese de las hostilidades. En nuestra base siria de Khmeimim hemos establecido un centro de observación parecido al que tienen los estadounidenses en Amán (Jordania). Estamos en contacto diariamente. Informamos inmediatamente a nuestros colegas americanos sobre los incumplimientos, sean del tipo que sean, del alto el fuego y ellos, hay que reconocerlo, comparten con nosotros toda la información que reciben a través de sus canales. Problemática es actualmente la situación en Alepo. Hasta donde sabemos, en la ciudad hay concentrados más de 1.000 combatientes fuertemente armados sobre todo del grupo Jabhat al-Nusra. Cuentan con armas pesadas, numerosos vehículos blindados y tanques.

El 13 de abril se elegirá un nuevo Parlamento en Siria. Parece un momento muy inoportuno. No está habiendo campaña electoral y el país sigue en guerra. ¿Qué cree usted, qué tipos de elecciones serán?

Es difícil decir si el país está preparado para ello o no. Todo es relativo. Sí, de acuerdo a los estándares europeos el país no está listo. Pero en algún momento habrá que empezar. El proceso político debe comenzar de alguna forma. Viajo mucho por el país y veo cómo es Siria, cuán diferente es. La mentalidad, el modo de vida de las personas, la religión. Pero todas esas personas llevan miles de años viviendo juntas. Creo que, como a muchos otros, hay que darles la oportunidad de recuperar el control del país. Y nosotros precisamente no debemos perturbar ese proceso, sino apoyarlo.

DW recomienda