1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Londres quiere atraer a empresas con bajos impuestos

La primera ministra británica, Theresa May, quiere mantener en el país a las empresas nacionales tras el "brexit" ofreciéndoles la tasa más baja de impuestos de los 20 mayores países industrializados y emergentes.

Theresa May, primer ministra de Gran Bretaña.

Theresa May, primer ministra de Gran Bretaña.

"Mi objetivo no es sólo contar con el impuesto a las empresas más bajo del G-20, sino también apoyar ampliamente las innovaciones", anunció May en un discurso a la asociación empresarial CBI, este lunes (21.11.2016). Y añadió que quiere presentar planes detallados en breve.

De acuerdo con un informe del Daily Telegraph, la primera ministra británica quiere bajar también los impuestos a las corporaciones probablemente a menos del 15 por ciento. En la actualidad, la tasa es del 20 por ciento.

De ese modo, May quiere atraer a compañías de otros países hacia el Reino Unido. Muchas empresas nacionales temen que el "brexit" se traduzca en desventajas. "Queremos un acuerdo que sea lo mejor para el Reino Unido", dijo May de cara a las próximas negociaciones de salida de la Unión Europea con los países miembros.

En Europa, especialmente Irlanda atrajo a las corporaciones internacionales con bajos impuestos. Allí, la tasa es del 12,5 por ciento. En Alemania es casi el 30 por ciento. Incluso el presidente electo de EE. UU., Donald Trump, había prometido una reducción en la tasa de impuestos al 15 por ciento durante su campaña electoral.

Acuerdo "rápido" sobre inmigrantes comunitarios

La primera ministra británica también dijo hoy que aspira a cerrar "un acuerdo rápido" con la UE para regular el estatus de los inmigrantes comunitarios en el Reino Unido y de los británicos que viven en la Europa continental.

May expuso esaa prioridad durante su intervención en el congreso anual en Londres de la patronal Confederación de la Industria Británica (CBI), en la que subrayó ante los empresarios las "oportunidades que ofrece el 'brexit'".

"Quiero un acuerdo rápido para los nacionales europeos en el Reino Unido y para los británicos en el extranjero", afirmó la jefa del Gobierno, que respondió así a la preocupación del sector de que la salida de la UE puede comportar una escasez de mano de obra cualificada.

May aseguró a los empresarios que negociará con Bruselas un acuerdo "que beneficie al Reino Unido y a la UE", e insistió en que el "brexit" ofrece a este país la oportunidad de convertirse en "el líder mundial del comercio libre".

La primera ministra señaló también que el voto favorable a la salida de la UE del pasado 23 de junio fue una llamada de atención de que "el capitalismo y la globalización no están funcionando para todo el mundo", por lo que instó al sector empresarial a "adaptarse y reformarse" para asegurar que la prosperidad se reparte.

"Necesitamos un nuevo enfoque, que permita que todo el mundo se beneficie del crecimiento económico", declaró, para insistir en que esa es la única manera de preservar los intereses del capitalismo al que está comprometido su partido.

CP (efe, rtr)

DW recomienda