Londres no invitará a Cristina Fernández al funeral de Thatcher | Europa | DW | 11.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Londres no invitará a Cristina Fernández al funeral de Thatcher

En la lista de invitados al funeral de Margaret Thatcher no estará la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien ha sido “bloqueada” por deseo de la familia de la ex primera ministra.

Así lo informó una fuente del Gobierno británico, y la noticia se propagó en poco tiempo y tuvo eco en todo el mundo: al funeral de la exprimera ministra británica Margaret Thatcher, fallecida el 8 de abril, que se realizará en la famosa catedral de St. Paul, en Londres, asistirá una gran cantidad de líderes mundiales, pero no la presidenta de la República Argentina.

El desaire británico llega en un momento de especial tensión entre ambos países debido a los reclamos del Gobierno argentino por la soberanía de las Islas Malvinas. Según fuentes del Gobierno del Reino Unido, es usual invitar a los representantes de aquellos países con los que Gran Bretaña sostiene relaciones diplomáticas “normales”.

Es por eso que, según el periódico británico The Telegraph, los hijos de Margaret Thatcher, Mark y Carol, se opusieron a que fuera invitada Cristina Fernández de Kirchner, ya que eso sería algo “inadecuado”. “Se trata de adherirse a los deseos de su familia", dijo la fuente, quien añadió que aún se está discutiendo si se podría hacer partícipe a un representante de menor rango de Argentina.

Margaret Thatcher falleció el 8 de abril de 2013.

Margaret Thatcher falleció el 8 de abril de 2013.

Thatcher, quien murió el lunes a los 87 años, lideró a Gran Bretaña en la época de la guerra de las Malvinas en 1982, ordenando a sus fuerzas armadas repeler una invasión argentina del archipiélago del Atlántico Sur. Cristina Fernández de Kirchner viene realizando una intensa campaña para recuperar la soberanía de las islas.

En el funeral de Thatcher estarán presentes unos 700 miembros de las fuerzas de seguridad, además de veteranos de la Guerra de las Malvinas que combatieron en el conflicto.

Los militares británicos tendrán un lugar preponderante, ya que admiraban a la exprimera ministra por su rol en la Guerra de las Malvinas. La ceremonia fúnebre se iniciará con una procesión por Londres y seguirá con un servicio en la Catedral de St. Paul.

CP/er (dpa, rtr, Der Spiegel)

DW recomienda