Londres 2012: aumenta la fiebre olímpica | Así es Alemania | DW | 28.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Londres 2012: aumenta la fiebre olímpica

Justo un año falta para los juegos olímpicos de verano en Londres. Los preparativos van a toda vela. Y aunque buena parte ya está lista, queda mucho por hacer.

default

Estadio Olímpico para Londres 2012


"Todo avanza según el plan”, afirman los organizadores de los Juegos Olímpicos de Verano que empezarán en Londres el 27.07, justo dentro de un año. “Estamos exactamente donde está previsto”, informa Sebastian Coe, miembro del comité organizador que fue estrella del atletismo en Moscú (1980) y en Los Ángeles (1984). “Aunque los trabajos en el Parque Olímpico están casi concluidos”, dice Coe, de 54 años, “queda mucho por hacer”. En este momento, el 88 por ciento del trabajo está hecho, incluyendo el Estadio Olímpico con capacidad para 80.000 espectadores. “Ahora nos toca hacer pruebas, pruebas y pruebas, todo un año”, exige Coe. “Tenemos que garantizar que el tiempo que cronometramos sea el exacto".

Sólo un poco más estrechos

Los problemas de tráfico causan dolores de cabeza a los organizadores. El transporte en la capital británica representa un problema todos los días. “300.000 personas que de pronto tienen que ir de un lado al otro no aportan a la solución”, explica Denis Oswald del Comité Olímpico Internacional (COI).

Para poner en forma el sistema de transporte público londinense se han previsto 7.300 millones de euros adicionales. Un tren de alta velocidad se encargará de transportar a los espectadores hasta el Parque Olímpico. “Si estaremos un poco más estrechos, no será porque sea Londres; siempre que hay juegos olímpicos es así”, opina Jacques Rogge, presidente del COI.

El estadio olímpico está listo, con cabido para 80.000 espectadores.

Peligro de ataque terrorista

Londres es la única ciudad sede por tercera vez de juegos olímpicos de verano. Las dos primeras veces fueron en 1908 y en 1948. En 2012, se espera la presencia de 10.500 deportistas de más de 200 países, 5.000 funcionarios y miembros de los equipos, así como la de 20.000 representantes de los medios. A ello hay que sumar cientos de miles de espectadores. La cuestión de la seguridad se vuelve, entonces, un imperativo; los atentados en Noruega han dejado el tema a flor de piel. Ya antes de los sucesos del 22 de julio, el Gobierno británico había clasificado como “alto” el nivel de peligro durante los juegos. 500 millones de euros se gastarán en seguridad. “Éste es un país en el que las fuerzas de seguridad están bien preparadas”, dice Rogge.

Muchas entradas vendidas

La fiebre olímpica subirá de aquí hasta la ceremonia de inauguración; la alegría ya se hace sentir. Se requería 70.000 voluntarios para asistir en la organización y 250.000 personas se registraron; 22 millones de personas han manifestado su interés en las 6,6 millones de entradas que se hay para la venta previa. En Alemania –que ocupó el quinto lugar mundial en los juegos de Pekín- 50.000 de las 70.000 entradas disponibles ya están vendidas.

“Nuestro objetivo es defender nuestro lugar a la cabeza del deporte mundial”, dice Thomas Bach, presidente del Asociación Olímpica Alemana (DOSB) y vicepresidente del COI, poniendo alto el listón.

Autor: Stefan Nestler/Mirra Banchón
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda