Lluvias torrenciales dejan más de 40 muertos en China | El Mundo | DW | 11.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Lluvias torrenciales dejan más de 40 muertos en China

Se estima que se trata de las peores lluvias en medio siglo en algunas provincias del país más poblado del planeta. Dos mil personas fueron rescatadas desde un túnel.

Las lluvias que han afectado en los últimos cuatro días a China siguen sumando víctimas fatales, la mayoría de ellas consecuencia de deslizamientos de tierra. De acuerdo a reportes de la agencia estatal de noticias Xinhua, la cifra de muertos se elevaría por sobre los 40, mientras que los desaparecidos son a lo menos 67.

El Ministerio de Asuntos Civiles entregó las cifras este jueves (11.07.2013), donde además se detalló que más de tres millones de personas se han visto afectadas por el fenómeno climatológico en 16 provincias, regiones autónomas y municipios del país. Las inundaciones son las peores en cincuenta años en algunas provincias.

Equipos de rescate acuden en ayuda de los damnificados.

Equipos de rescate acuden en ayuda de los damnificados.

En la localidad de Sanxi, en la provincia de Sichuan, dieciocho personas perdieron la vida en un deslizamiento de tierra, mientras docenas están desaparecidas. Equipos de rescate se dirigían al lugar para comenzar con labores de remoción de toneladas de rocas y tierra. El alud cayó sobre un descanso panorámico en una zona turística.

“Ruido como un trueno”

“El ruido era como un trueno y se prolongó durante dos o tres minutos. Pensé que yo también quedaría sepultado”, dijo Gao Quanshi, de 47 años, y quien sobrevivió al deslizamiento de tierra, que también afectó a varias casas de descanso. Imágenes del lugar mostraban un valle lleno de lodo y rocas donde apenas sobresalían troncos.

Un total de 352 turistas debieron ser evacuados de la zona, al igual que otras 2.000 personas que habían quedado atrapadas en el túnel de una autopista entre Dujigyan y Wenchuan. En esa provincia, de hecho, los puentes fueron cerrados y el servicio de trenes quedó suspendido por la subida de las aguas.

Las inundaciones también provocaron el colapso de un puente de casi 50 años en un condado vecino, siempre en la zona oeste del país, arrojando seis vehí­culos a las furiosas aguas y dejando 12 desaparecidos. Si bien los deslaves son comunes en las zonas escarpadas de China, lo que ocurre en la actualidad afecta a sectores no necesariamente montañosos.

DZC (dpa, Europa Press, AP)

DW recomienda