1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Lluvia de críticas a la actuación del Congreso estadounidense

El rechazo al paquete de rescate financiero en el Congreso estadounidense provocó decepción en los mercados europeos y asiáticos y una ola de críticas en Europa a la actuación del Congreso estadounidense.

default

La crisis financiera se reflejó en el Índice de Acciones Alemán, DAX.


“Irresponsable” fue el calificativo más escuchado este martes entre los comentaristas europeos. En Europa y Asia hubo críticas a la actuación del Congreso estadounidense que rechazó el paquete de rescate bancario de 700.000 millones de dólares. “Estados Unidos debe asumir su responsabilidad en esta situación”, dijo el portavoz de la Comisión Europea en Bruselas, Johannes Laitenberger. “Son malas noticias, pero los estadounidenses no tienen otra alternativa, necesitan con urgencia un plan de rescate”, dijo el presidente del Banco Central de Francia, Christian Noyer. “Tras esta noche en Washington nos encontramos en un mundo más complicado”, dijo el ministro del Exterior alemán, Frank –Walter Steinmeier.

“La vuelta de los mercados financieros a la normalidad, a una situación de liquidez y estabilidad es actualmente la máxima prioridad del Banco Central Europeo (BCE), dado que las tensiones del mercado no han disminuido, sino que incluso se han intensificado”, dijo el consejero del BCE, el español José Manuel González-Páramo. El Comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson calificó de irresponsable la actuación de los representantes del Congreso y demandó un amplio pacto internacional para enfrentar la crisis financiera.

USA Finanzkrise Rettungspaket abgelehnt

El rechazo al paquete de rescate bancario era comentado en las pantallas a la entrada del metro en Nueva York.

Pánico en los mercados bursátiles

La caída registrada en Wall Street tras el rechazo en el Congreso al paquete de rescate de 700.000 millones de dólares el lunes, presionó al índice bursátil alemán, DAX, y al resto de las bolsas europeas que abrieron con pérdidas el martes. Expertos atribuían el nerviosismo en los mercados a la medida rechazada en Washington que calificaron como una bofetada al gobierno de George W. Bush.

Los corredores en Fráncfort se mostraban escandalizados y temían una ola de insolvencias, un efecto dominó en el sector bancario y destacaban que el mercado necesita urgentemente una inyección de confianza y una actuación decidida. “Los bancos centrales por sí solos no pueden lograrlo, pues la Reserva Federal ya agotó todas sus posibilidades”, según el analista Robert Halver.

Desde principios de semana los gobiernos de Alemania, Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo tuvieron que salir al rescate de sus gigantes financieros. En Alemania, el gobierno tuvo que intervenir en la inyección de 35.000 millones de euros para salvar de la insolvencia al banco Hypo Real Estate. El Estado alemán dio su aval para financiar tres cuartas partes del rescate, 26.600 millones de euros, cuyo riesgo recaen sobre los hombros de los contribuyentes, los empleados y trabajadores, ahorradores y consumidores. Los restantes 8.400 millones de euros son aportados por otras entidades bancarias como el Deutsche Bank y el Commerzbank, pese a que esta institución perdió el lunes una cuarta parte del valor de sus acciones en la bolsa. Accionistas y acreedores aguardan la siguiente víctima de la crisis financiera que habrá que rescatar con dinero fresco.

DW recomienda