1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

¡Literatura para todos!

El 10 de noviembre de 1867, tras quedar libres de derechos famosos clásicos alemanes, aparecieron los primeros tomos de la Biblioteca Universal de Reclam: literatura universal para todos.

El primer libro publicado en la Biblioteca Universal de la editorial Reclam, salió a la venta el 10 de noviembre de 1867: El Fausto, de Goethe, en dos tomos. Ahora esta colección cumple 150 años, siendo la más antigua en el mercado librero alemán. Escolares, estudiantes y también otro tipo de público han comprado desde hace siglo y medio estos libros, que entretanto pueden encontrarse prácticamente en cada hogar alemán.

Desde el comienzo, la Biblioteca Universal causó sensación. El periódico Leipziger Nachrichten del 11 de noviembre de 1867 alabó estas ediciones de clásicos que, "con una impresión correcta, (…)  superan en cuanto a su bajo precio todo lo que jamás haya ofrecido una nación en el mercado de los libros”.

Hoy en día casi no hay escolar que no conozca esos libros amarillos. Cuando el Fausto, de Goethe, o Nathan el sabio, de Lessing, figuran en el programa, los profesores suelen recomendar la compra de las ediciones de Reclam. Ya no son tan baratas como al comienzo, pero su precio sigue siendo muy asequible.

Biblioteca didáctica

La Biblioteca Universal comenzó a editarse en Leipzig, poco después de que entrara en vigor una norma que impuso la protección de los derechos de las obras de autores alemanes hasta 30 años después de su muerte (hoy el plazo se extiende a 70 años). Gracias a eso, las obras de los principales clásicos alemanes, incluyendo a Wolfgang von Goethe y Friedrich Schiller, quedaron libres de derechos y pudieron se publicadas por la editorial Reclam en su Biblioteca Universal.

"Sus dos fundadores, Anton Phillip Reclam y su hijo Hans Heinrich, concibieron astutamente la serie como una biblioteca didáctica, al alcance de amplias capas debido a sus bajos precios”, explica la editorial. Agrega que el programa incluía a "los clásicos de la literatura alemana y europea, textos antiguos y modernas obras escandinavas, filosofía y libretos de óperas. Pero tampoco se descartaron textos populares”.

Épocas de guerra

El cincuentenario de la Biblioteca Universal se cumplió en 1917, en medio de la I Guerra Mundial. La editorial había desarrollado previamente una colección "de campaña”, con 100 títulos de la Biblioteca Universal. Se dice que la idea fue de un soldado.

150 Jahre Reclam (picture-alliance/dpa/F. Kraufmann)

Una "pequeña biblioteca de campaña", de la I Guerra Mundial.

Cuando cumplió 75 años, en 1942, se libraba la II Guerra Mundial. En el período nazi, el trabajo se desarrolló "bajo los designios y limitaciones de la política cultural nacionalsocialista”, explica la editorial. Autores judíos y aquellos políticamente non gratos tuvieron que ser excluidos de la Biblioteca Universal. Reclam había publicado hasta 1939 el "Deutsche Rundschau”, que fue "uno de los aportes más valerosos de la editorial contra el nacionalsocialismo”.

División de Alemania

Durante la división de Alemania, la editorial Reclam existió tanto en el este como en el oeste: parcialmente expropiada en Leipzig, y a partir de 1947 con una sede en Stuttgart.  Posteriormente se trasladó a un nuevo edificio en el pueblo de Ditzingen. En 1992, tras la reunificación de Alemania, la editorial de Leipzig fue reprivatizada.

En la actualidad, la Biblioteca Universal cuenta con cerca de 3.500 títulos disponibles, según la editorial. Las ventas totales alcanzan los 600 millones de ejemplares. La lista de los libros más vendidos desde 1948 la encabeza Guillermo Tell, de Schiller, con aproximadamente 5,3 millones de unidades.

DW recomienda