1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Libia se podría convertir en el nuevo epicentro del terrorismo”

En entrevista con la emisora Deutschlandfunk, el experto en terrorismo Guido Steinberg advierte que los ataques aéreos contra el EI carecen de eficacia, y recomienda la intervención de tropas terrestres en Libia.

Deutschlandfunk: El llamado Estado Islámico (EI) ahora también opera en Libia. ¿Cómo ha llegado ahí?

Guido Steinberg: Hasta ahora siempre tuve la impresión de que había grupos radicales más pequeños en ese país que, debido al gran éxito del EI en Irak y Siria, se declararon pertenecientes a ese movimiento terrorista. Actualmente, tres agrupaciones en Libia se han sumado al EI. No obstante, parece que sí tienen contactos, que están recibiendo apoyo. Esto no solo vale para Libia, también hay una filial del EI en Egipto, otra más pequeña en Yemen, una en Argelia, así como en Afganistán. Existe el temor de que la organización terrorista del EI construya una red internacional como Al Qaeda en 2001.

Pareciera que los yihadistas luchan para diferentes organizaciones terroristas, a veces para una, a veces para otra. ¿Cuál es la lógica detrás de esto? ¿Cuáles son los criterios bajo los que se toman estas decisiones?

Guido Steinberg es experto en terrorismo de la Fundación Ciencia y Política.

Guido Steinberg es experto en terrorismo de la Fundación Ciencia y Política.

En primer lugar, el éxito es un criterio importante. Después del 2001 observamos la expansión de una red de filiales de Al Qaeda. Al parecer, cuando grupos extremistas usaban la etiqueta de Al Qaeda recibían reclutas de la región del Golfo, pero también del resto del mundo, y obtenían apoyo financiero. Así también parece funcionar con el Estado Islámico. Entretanto se sabe que la filial egipcia del EI ha mandado delegaciones de combatientes a Irak y Siria, recibiendo apoyo financiero a cambio. Y desde que esta unidad egipcia, que en el Sinaí opera bajo el nombre de Provincia del Sinaí, pertenece al EI, se ha vuelto mucho más efectiva. En el caso de Libia, si analizamos el video donde se muestra la decapitación de 21 rehenes coptos, se puede ver que a nivel técnico éste tiene la misma calidad que los demás videos del EI. Esto quiere decir que las organizaciones realmente están cooperando.

Al parecer, Libia se ha convertido en un estado fallido al igual que las zonas iraquíes y sirias controladas por el EI. ¿Deberíamos ampliar la lucha contra este grupo terrorista a Libia?

Sí, eso sería lo mejor. Tal parece que Libia se podría convertir en el nuevo epicentro del terrorismo yihadista en el norte de África. La gran pregunta es cómo intervenir en Libia, donde, al igual que en Siria, Occidente no cuenta con un verdadero aliado. Hay grupos islamistas, milicias criminales y un exmilitar, Chalifa Haftar, que quiere edificar una nueva dictadura secular con el apoyo de Egipto, los Emiratos Árabes y Arabia Saudita.

Ni los políticos europeos ni los estadounidenses tienen la menor idea de cómo intervenir en ese país. En mi opinión, en primer lugar, los europeos deberían estabilizar a los países vecinos, sobre todo Túnez. Los tunecinos se preocupan mucho de lo que está pasando en Libia y le piden armas a Europa, así como apoyo para reforzar las fronteras. Temo que en Libia la guerra civil se vaya a intensificar, y los europeos no lo vamos a poder evitar.

¿Qué ha alcanzado la coalición internacional contra el llamado Estado Islámico?

Por lo menos ha frenado el avance del EI, obligándolo a retroceder un poco. Este es un éxito que se le puede adjudicar a los ataques aéreos de los estadounidenses y sus aliados, pero también al apoyo que las tropas kurdas-iraquíes han recibido de los alemanes. El gran problema en Irak y Siria es que los ataques aéreos están perdiendo efectividad, puesto que todos los grandes objetivos han sido destruidos.

El siguiente paso debería ser crear alianzas con grupos locales. En Siria esto no será fácil, en Irak puede que funcione. No obstante, el gobierno iraquí de mayoría chiita debe convencer a los sunitas en el país de que el gobierno de Irak es la mejor alternativa al EI. Mientras que esto no suceda en Irak o en Libia, la organización terrorista seguirá cobrando fuerza allí.

¿Se necesitan también tropas terrestres para combatir al EI?

Por supuesto que sí. Se necesitan tropas terrestres, porque los ataques aéreos ya no son eficaces. En Irak y Siria se necesitan sunitas árabes para combatir efectivamente al EI. Con nuestros actuales aliados, los kurdos y las milicias chiitas, no se puede luchar exitosamente contra el EI en territorio sunita. Por ello, la lucha contra esta organización será larga. Y el EI se seguirá expandiendo en el mundo árabe.

Guido Steinberg es experto en terrorismo de la Fundación Ciencia y Política.