1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Libertad en Internet

Tras años de dominio en el ranking de búsquedas, el cofundador de Google, Sergey Brin, criticó malas prácticas –entre otros de sus competidores- y peligros que amenazan a un Internet libre.

Por todos es conocido que en algunos regímenes como Irán, China o Arabia Saudí el principio de un Internet libre y abierto adolece de algunas carencias. Pero para Sergey Brin, cofundador de Google y una de las grandes autoridades de Internet, el problema actualmente va mucho más allá, con otras amenazas como algunas prácticas de la industria del entretenimiento o de grandes competidores como Appel y Facebook.

“En todo el mundo se han unido fuerzas que ponen en entredicho el Internet libre”, comentó Brin en una entrevista al diario británico “Guardian”. “Nunca antes estuve tan preocupado. Da miedo”, matizaba el genio de Internet. Brin, responsable en Google de proyectos especiales como las gafas “Google Glass”, criticó en la entrevista especialmente las prácticas de Facebook o Apple, uno de sus competidores más directos, insinuando: “Hay que jugar según sus reglas. Y éstas son realmente restrictivas “.

En tales condiciones, Brin reconoció que nunca hubiese sido posible desarrollar un buscador como Google: “Solo funcionó porque era una red abierta. Si de repente aparecen tantas reglas, queda ahogado todo intento de innovación”.

Privacidad, libertad… ¿o mercado?

Los dos gigantes Google y Facebook están enfrentados desde hace años a causa de los datos de los usuarios. Google bloqueó en 2010 el acceso de la gran red social a las listas de contactos en su correo, tratando de ejercer presión sobre Facebook para que también abriese sus bases de datos.

Por su parte, la casa de Zuckerberg ofrece a sus usuarios la posibilidad de inspeccionar sus contactos en los grandes servidores de correo electrónico como Gmail o Hotmail, para localizarlos más rápidamente buscando dentro en la red social.

Pero, además de Facebook, la crítica más dura fue a parar a la industria del entretenimiento que, arropada por cierta base legal, exige el bloqueo de copias ilegales en la red. Para el experto, con proyectos de ley como la SOPA y la PIPA, tan apoyados por la industria musical y cinematográfica, los legisladores seguirían el mismo enfoque que China e Irán con la censura. “La industria del entretenimiento ha fracasado por no comprender que la gente seguirá descargando contenidos piratas mientras no tenga otra forma legal más simple de hacerlo”, continúa Brin.

Reconociendo errores de estrategias pasadas de la plataforma, el socio de Larry Page manifestó que Google transfirió alguna vez datos de usuarios a las autoridades de EEUU. Pero en su opinión, su empresa hace todo lo posible para respetar la protección de datos y rechaza muchas peticiones para entregarlos: “Sería estupendo si por arte de magia no estuviésemos sujetos a la legislación estadounidense”.

Sin embargo, tampoco se puede obviar que Google persigue un objetivo empresarial. Y precisamente así lo reflejaron algunas reacciones entre los usuarios en Internet. Mientras unos celebraron su compromiso con un Internet abierto, otros ven un interés comercial de Google, con su propia versión de la libertad en la red.

DW recomienda