Liberia: gases para dispersar protestas por cuarentena de ébola | El Mundo | DW | 20.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Liberia: gases para dispersar protestas por cuarentena de ébola

Una multitud trataba de salir por la fuerza de un barrio de Monrovia que estaba en cuarentena. Los datos más recientes de la Organización Mundial de la Salud refieren 1.350 víctimas del temible virus.

Después de que las autoridades impusieran el toque de queda a nivel nacional y dejaran al vecindario West Point, de Monrovia, bajo cuarentena, una multitud arrojó piedras para tratar de salir del barrio. La policía disparó gases lacrimógenos apra dispersar a los allí congregados, sin que se hayan producido heridos.

Las protestas comenzaron después de que las fuerzas de seguridad bloquearan las vías de acceso al vecindario con mesas, sillas y alambre de púa. Los residentes dijeron que no se les avisó del bloqueo, que les impidió este miércoles (20.08.2014) salir a trabajar y a comprar alimentos.

OMS: 1.350 víctimas mortales

Con los 106 fallecimientos que se produjeron entre el 17 y 18 de agosto en tres países, ya son 1.350 las víctimas de ébola. Además, la agencia de la ONU para la salud informó de 221 nuevos casos sospechosos, probables y confirmados del mortal virus en Guinea, Liberia y Sierra Leona en esos dos días.

Un artículo, publicado este miércoles (20.08.2014) en la revista científica Nature con la firma del epidemiólogo Oliver Brady, de la Universidad de Oxford, subraya que, en vista del peor brote registrado hasta ahora del virus, es necesario que líderes políticos y económicos aceleren la producción de medicamentos y vacunas.

30.000 vacunas

Para combatir de forma efectiva la epidemia de ébola en África Occidental, unas 30.000 personas tendrían que ser tratadas con Medicamentos o vacunadas de forma preventiva, pero las existencias de los fármacos experimentales usados no se acercan siquiera a este número, asegura Nature.

La cifra de 30.000 personas que requerirían tratamiento terapéutico o profiláctico se basa en "escenarios conservadores" de la actual epidemia, señala Brady. La Organización Mundial de la Salud ya ha anunciado sin embargo que estima que la dimensión del problema es en realidad mayor de lo que se cree.

Medicamentos experimentales

El pasado 12 de agosto, la OMS dio luz verde al uso de medicamentos experimentales, es decir, que aún no han pasado todos los controles para su uso en humanos. Tras las experiencias positivas en el tratamiento con dos pacientes en Estados Unidos, la sustancia ZMapp fue enviada también a Liberia. Pero las existencias están casi agotadas, dice el investigador.

También en el caso de otros fármacos, los suministros alcanzan para tratar a decenas o, como mucho, a cientos de pacientes, pero en ningún caso a decenas de miles, añade Brady. La enfermedad ha matado en Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona ya a más de 1.200 personas.

MS (dpa/Reuters)