1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Liberan a cómico acusado de burlarse de presidente egipcio

Sobre Bassem Youssef, un conocido humorista de la televisión, pesaba una orden de detención desde el sábado, acusado de hacer chistes con Mohamed Mursi.

El fiscal general egipcio, Talaat Ibrahim, ordenó el sábado la detención de un humorista. Y lo liberó este domingo (31.03.2013). El delito de Bassem Youssef fue hacer chistes sobre el presidente egipcio, Mohamed Mursi, y difamar al islam en su show televisivo “Al Barnamag” (El Programa), donde Youssef ha alcanzado reconocimiento gracias a su veta cómica.

Medios egipcios informaron que Youssef, que suele sacar carcajadas con sus intervenciones en el set, se presentó voluntariamente este domingo ante las autoridades judiciales con un sombrero sobredimensionado, una copia ampliada del sombrero que Mursi lució durante su reciente visita a Pakistán.

Finalmente Youssef pudo recuperar su libertad tras ser interrogado y pagar una fianza de unos 1.700 euros, según contó él mismo en su Twitter. "He sido puesto en libertad bajo fianza de 15.000 libras por tres casos y aún falta por establecer la fecha para un cuarto caso", escribió Youssef.

Varios casos contra periodistas

Otra acusación que pesa sobre Youssef es la de difundir noticias falsas con la intención de causar desórdenes públicos durante las emisiones de su programa, transmitido los viernes en la noche por el canal de televisión privado CBC. En él suele imitar a Mursi, quien asumió el poder en julio de 2012 tras la caída de Hosni Mubarak.

Al salir del lugar donde fue interrogado, Youssef era esperado por decenas de simpatizantes y seguidores, quienes lo aclamaron. También el premio Nobel de la Paz y dirigente opositor egipcio Mohamed el Baradei le entregó su apoyo y criticó en duros términos la represión judicial del conocido cómico.

Para El Baradei, lo sucedido con Youssef es propio de “regímenes fascistas”. A su juicio, este comportamiento refleja la inseguridad del Gobierno islamista y su tendencia a reaccionar como víctima de un acoso. El gobierno egipcio ha abierto varios casos contra periodistas y moderadores de shows acusándolos de incitar la violencia

DZC (dpa, Europa Press)

DW recomienda