Liberan a austríaco secuestrado por delincuentes en Ecuador | Europa al día | DW | 30.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Liberan a austríaco secuestrado por delincuentes en Ecuador

Un ciudadano austríaco que permaneció ocho días secuestrado por una presunta banda de delincuentes cerca de la frontera de Ecuador con Colombia, Johannes Wagenknecht, fue liberado, informó este sábado (29.10.2016) la Policía ecuatoriana. Su comandante general, Diego Mejía, explicó en una rueda de prensa que el pasado día 22 tres sujetos habían solicitado ayuda a Wagenknecht, quien al pretender socorrerlos fue secuestrado por ellos.

El hecho se registró junto a la entrada de una finca propiedad del secuestrado en la zona de Gonzalo Pizarro, en la provincia de Sucumbíos, fronteriza con Colombia. Mejía contó que dos de los supuestos captores son colombianos y el tercero ecuatoriano. Según dijo, exigían el pago de 350.000 dólares para devolver con vida a la víctima.

El comandante general de la Policía ecuatoriana atribuyó este caso a delincuencia organizada y remarcó que no tiene nada que ver con grupos armados colombianos. En una operación efectuada en el sitio conocido como Bocana de Ají, en la zona fronteriza amazónica de Sucumbíos, agentes de las unidades especializadas lograron dar con el paradero del secuestrado y, tras sorprender a los captores, lo liberaron.

En esa acción se detuvo a un ecuatoriano y un colombiano, indicó Mejía, mientras que uno de los agentes que participó en la operación detalló que el rescate se había efectuado por la noche y bajo la lluvia, después de que los policías viajaran por un río amazónico en condiciones desfavorables. Precisó que Wagenknecht se encontraba retenido por sus captores en una cueva casi inaccesible y que los detenidos, que estaban armados, fueron sorprendidos sin que se registrara ningún enfrentamiento.

En medio de la rueda de prensa, hizo acto de presencia el austríaco Wagenknecht, quien fue recibido por su esposa Petra y la cónsul general de Austria en Quito, Veronique Gorris-Rabl. "Nosotros estamos con agradecimiento y nuestro corazón está lleno de compasión y alegría, y simplemente este es un hecho que ustedes (policías) han manejado de la mejor manera” y "con mucha profesionalidad”, manifestó la cónsul.

Este es el decimoctavo caso de secuestro que la Policía de Ecuador resuelve con total éxito en lo que va de año, agregó el comandante Mejía, al destacar que se trata de un récord de operaciones "con cero bajas” y cien por cien de efectividad. (EFE)