¿Liberaliza Cuba su economía? | Política | DW | 22.03.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

¿Liberaliza Cuba su economía?

Empresas europeas esperan la señal de partida de una liberalización en Cuba para aumentar sus actividades. Pero ésta puede hacerse esperar.

default

Bandera de Cuba junto a estatua de José Martí: esperando la señal de partida.

Cuando Fidel renunció, se dispararon las cotizaciones de las acciones de empresas estadounidenses que esperan beneficiarse de negocios con Cuba. Pero retrocedieron cuando Raúl Castro designó un equipo de Gobierno formado por revolucionarios de la vieja guardia.

Ello hizo añicos los pronósticos de una rápida transición del comunismo al capitalismo y del final del embargo comercial que Estados Unidos mantiene contra Cuba desde 1962, que prohíbe las inversiones estadounidenses y los viajes a la isla.

"Cualquiera que piense que el Gobierno cubano va a quebrar y colgar un cartel de 'se vende' está equivocado", dijo el gerente de una empresa canadiense, que espera nuevas inversiones extranjeras en minería, petróleo, turismo y posiblemente la agricultura.

Inversionistas europeos, latinoamericanos, israelíes y árabes ya tienen un pie en las industrias del tabaco, el ron, los cítricos y el turismo de Cuba. Sin competencia estadounidense, están bien ubicados para beneficiarse del fin de lo que Cuba llama el "bloqueo" económico de Washington.

Raúl Castro: “no al modelo chino”

Kuba Fidel Castro und sein Bruder Raul Castro

Fidel Castro (izq.) y Raúl Castro: ¿la misma familia, la misma política?

Raúl Castro no ha dado señales de que vaya a seguir el camino del libre mercado de China o Vietnam. Sin embargo, su Gobierno busca reducir el exceso de prohibiciones en Cuba y ya dispuso la venta minorista de computadoras y equipos de DVD.

El aumento del consumo anhelado por muchos beneficiará a las firmas europeas que ya producen bienes en Cuba, como los helados y refrescos fabricados por Nestlé, cerveza por la segunda mayor destilería del mundo InBev, el jabón y champú del gigante anglo holandés Unilever y cigarrillos de la brasileña Souza Cruz, una subsidiaria del grupo British American Tobacco.

Permitir que los cubanos compren teléfonos celulares y tengan más acceso a Internet elevaría los negocios de la telefónica estatal ETECSA, donde Telecom Italia tiene una participación del 27 por ciento.

Incluso la austríaca Red Bull desembarcó en Cuba, donde vende su bebida energizante a jóvenes que pueden permitirse las latas plateadas.

Los empresarios extranjeros han pasado años trabajando por hacer dinero en la ineficiente economía controlada por el Estado, desde que fue abierta a la inversión extranjera y el turismo luego del colapso en 1991 de la Unión Soviética.

Muchos perdieron dinero intentando hacer negocios con la burocracia comunista, fueron desplazados o no pudieron cobrar.

Empresas extranjeras: cúmulo de problemas

Eine Frau nimmt am Montag, 24. November 2003, eine Flasche Limonadenmixgetränk aus dem Kühlregal eines Getränkehandels in Düsseldorf Alcopops Mixgetränk Getränkeindustrie Alkohol

Bacardi: espera ganar contra ante Havana Club.

A otros les robaron equipos en firmas mixtas que naufragaron. Las empresas extranjeras tuvieron, además, que enfrentar las sanciones de Washington por hacer negocios con Cuba. Una decena de directores de la canadiense Sherritt International , por ejemplo, tiene aún prohibido poner un pie en Estados Unidos debido a la ley Helms-Burton.

Eso no impidió que Sherritt invirtiera 1.500 millones de dólares en la industria cubana del níquel y la producción de petróleo y gas natural en las costas de la isla.

Otra empresa penalizada por Estados Unidos fue el Grupo BM, el mayor exportador de cítricos cubanos, co fundado por el ex jefe operativo del servicio de inteligencia de Israel y ahora ministro para los Jubilados, Rafi Eitan.

El Grupo BM fue además el mayor promotor inmobiliario con la construcción del Miramar Trade Center, el principal centro de negocios de La Habana, hoy propiedad de Ceiba Finance, un fondo de inversiones de unos 100 millones de dólares registrado en las Islas del Canal de Gran Bretaña.

Las compañías asociadas con Cuba en la producción de sus productos más famosos, los habanos y el ron, apuestan al día en que tengan acceso al mercado de Estados Unidos.

La empresa francesa de bebidas alcohólicas Pernod-Ricard construyó el año pasado una destilería para fabricar ron añejo Havana Club con miras al mercado de Estados Unidos.

Ejecutivos de Havana Club confían ganar una disputa legal en Estados Unidos por la marca contra su mayor rival Bacardi. El fabricante de cigarros Habanos SA, cuya mitad es propiedad de la británica Imperial Tobacco desde que adquirió a la franco española Altadis, podría duplicar sus ventas el día que los estadounidenses puedan comprar los famosos habanos cubanos.

¿Turistas norteamericanos en Cuba?

El levantamiento de la prohibición de viajar a Cuba podría traer millones de estadounidenses a las playas cubanas, llenando hoteles administrados por firmas como la cadena española Sol Meliá, que maneja 24 de ellos.

Diar Real Estate Investment Company, de Qatar, construye un hotel de cinco estrellas por 75 millones de dólares en Cayo Largo del Sur, el más bonito de los islotes cubanos.

La estatal Dubai Ports World estudia la construcción de un terminal de contenedores por 250 millones de dólares en el puerto cubano de Mariel para el 2012.

Pero empresas de Estados Unidos tendrán que esperar hasta que el embargo se levante, dijo Thomas Herzfeld, creador de un fondo que invierte en compañías que podrían beneficiarse de una apertura del comercio con Cuba, como las líneas de cruceros.

Las acciones de su Herzfeld Caribbean Basin Fund subieron un 28 por ciento hasta un máximo de la jornada de 9,5 dólares el 19 de febrero, el día que Fidel Castro anunció su retiro.

Después retrocedieron cuando quedó claro que las reformas serían graduales con su hermano en el poder. Herzfeld es optimista de que el embargo estadounidense será levantado más temprano que tarde y sostiene que el Congreso de Estados Unidos podría comenzar levantando la prohibición de viajes a Cuba si Raúl Castro libera a los presos políticos.

DW recomienda