1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Libaneses no han perdido apego a la democracia

El regreso a la constitucionalidad en El Líbano, tras el consenso sobre la presidencia y el escándalo en Telekom por controles de anteriores direcciones a las comunicaciones con la prensa ocupan hoy a los columnistas.

default

Michel Suleiman, en el nuevo presidente están puestas esperanzas de libaneses.

El diario francés Le Figaro, de París: “El ascenso del general Michel Suleiman al máximo cargo gubernamental es una señal alentadora, sobre todo teniendo en cuenta que su antecesor Emil Lahoud no era nada más que una marioneta manejada desde Damasco (Siria).

La solución del problema institucional demuestra una salida positiva para El Líbano, poco antes de que se precipitara al abismo. Los ataques callejeros de hace dos semanas, durante los cuales murieron unas 70 personas, han sido los más severos desde el fin de la Guerra de El Líbano entre 1975 y1990. Ahora ya se veía venir una guerra civil. Pero, por fortuna, ha sido detenida a tiempo. Ahora la cotidianidad parece regresar a Beirut.”

La proliferación de armas ha ayudado a hundir a El Líbano

El periódico La Stampa, de Turín apunta: “Michel Suleiman fue elegido jefe de Estado libanés como un ‘presidente del consenso’. En una crisis que amenazaba con degenerar en una Guerra Civil este soldado transformado en político logró mantener a las Fuerzas Armadas lejos del caos.

Si bien es cierto que los libaneses son irascibles, la excesiva presencia de armas en el pueblo ha hecho empeorar aún más la situación. Aún así, es destacable que los libaneses demuestren que no han perdido su convicción de demócratas.

El Líbano es el único país árabe en el que el Parlamento permite lanzar una mirada hacia el verdadero corazón de su sociedad. Y en donde el, a menudo, desacreditado ‘amor por la Patria’ aún tiene un sentido.”

Telekom Alemania controló conversaciones de gerentes con periodistas

El rotativo alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, dice: “Este es un golpe en la cara de todos aquellos que aún creen en el empresariado honrado de Alemania. Telekom usó datos internos para los cuales hubiera sido necesaria una autorización de un juez. Muy práctico les resultó tener los datos en la misma empresa.

Telekom demostró no importarle nada su tarea como protectora de los mismos datos de los que ha abusado. Los daños aún son imprevisibles. Todo parece que se impuso el lema de que ‘el fin justifica los medios’ para tratar de recuperar la credibilidad de la empresa ante la opinión impidiendo filtraciones a la prensa.

Una divisa así sólo puede causa daño porque la base de todo comercio exitoso es la confianza entre los actores.”