1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Leipzig ya tiene un pie en la Bundesliga

En solo siete años, el proyecto futbolístico del RB Leipzig está dando frutos. El club más nuevo del fútbol alemán está a pocos puntos de confirmar su arribo a la Bundesliga, la meta de su meteórica y ascendente carrera.

Faltando cuatro fechas para que termine el campeonato de la segunda división alemana ya hay una cosa segura: en el peor de los casos, el Leipzig terminará la temporada en el tercer lugar y tendrá derecho a disputar los partidos de promoción a la primera división. En el mejor de los casos, que es el escenario más seguro de todos, el joven club llegará directamente a la Bundesliga. Todo esto en lo que es apenas su segundo intento de lograr esa meta.

El piloto del cohete

Al Leipzig, alcanzar el objetivo de estar entre los grandes del fútbol alemán apenas si le tomó siete años. En el 2009 el club arrancó en la quinta división y no paró de ascender tras ocupar regularmente la primera o segunda posición de sus respectivos campeonatos. En el profesionalismo, el equipo únicamente lleva tres temporadas, una en la tercera división y dos en la segunda.

En la historia del fútbol alemán no hay ningún otro club que haya marchado a un ritmo tan vertiginoso en dirección a la primera división. De hecho, en la Bundesliga solo hay una historia similar, la del Hoffenheim. Curiosamente, detrás de ambas se esconde el mismo nombre: el del directivo y entrenador Ralf Ragnick.

Hoffenheim alcanzó su meta de conquistar un cupo en la más alta categoría de la Bundesliga con Ragnick como entrenador. En Leipzig él ocupa la misma posición, aunque, formalmente, sus responsabilidades son muchos más amplias, pues en sus manos están todas las decisiones de carácter deportivo del club. Ralf Ragnick es la mente detrás del plan de ascenso del Leipzig, y en esta temporada, la del arribo a la meta, también estuvo, a manera de excepción, sentado en el banco.

La próxima temporada, sin embargo, el director deportivo no acompañará más al equipo como entrenador. Ragnick, quien ya una vez tuvo que retirarse temporalmente del fútbol debido a un síndrome de agotamiento, asegura que cumplida su misión de posicionar al Leipzig entre los grandes le entregará el mando a un sucesor que ya ha empezado a buscar.

El hombre del futuro

Ralf Rangnick, entrenador y director deportivo del Leipzig.

Ralf Rangnick, entrenador y director deportivo del Leipzig.

El equipo, que será el principal representante del fútbol de la región que en el pasado fuera la Alemania oriental, tiene tan en el bolsillo su ascenso de categoría, que la Liga Alemana de Fútbol (DFL), máximo órgano del balompié profesional germano, ya le concedió, por anticipado, la licencia para competir en la Bundesliga.

Bajo estas circunstancias, la prioridad del club es ocuparse más del futuro que del presente. El primer paso para empezar con pie derecho la próxima temporada en la Bundesliga se dará contratando a un nuevo entrenador. Hasta ahora suenan varios nombres, entre ellos el de Lucien Favre, quien con éxito estuvo al frente del Gladbach durante varios años.

Otro candidato, que de acuerdo a las informaciones de prensa alemana es el que tiene más opciones, es el actual entrenador del equipo revelación de la Bundesliga, Ralph Hasenhüttl, del Ingolstadt, otro club en el fútbol de élite que ha sabido defender su cupo pese a no contar con la experiencia de sus rivales. Ragnick y Hasenhüttl ya se reunieron para conversar sobre el futuro, y aunque oficialmente se dijo que se trató solo de un “encuentro entre colegas,” en Leipzig no ocultan el interés que hay por contar con los servicios del director técnico.

El tema, de acuerdo a lo expresado por el club, debe estar resuelto antes del final de la presente temporada. La idea del tercer equipo que más aficionados lleva al estadio en la segunda división (en promedio 28.000 asistentes a cada partido), es presentar a su nuevo entrenador en la fiesta de celebración del ascenso a la Bundesliga. “Nosotros enriqueceremos con nuestra presencia a la Bundesliga, y nuestros partidos se jugarán siempre en un estadio lleno a reventar”, anunció Ralf Ragnick.

DW recomienda