1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Legida reúne a cientos de personas en Leipzig

El movimiento islamófobo, la versión local de Pegida, criticó la política de brazos abiertos con los refugiados e hizo un llamado a deportarlos.

Leipzig se convirtió este lunes (11.01.2016) en una representación a escala de lo que es actualmente la sociedad alemana. En esa ciudad del este de Alemania se congregaron miles de personas para participar en una manifestación de Legida, el capítulo local de Patriotas Europeos Contra la Islamización de Occidente (Pegida, surgido en Dresde) y otras miles para defender la política de brazos abiertos que dispuso la canciller Angela Merkel para recibir a los refugiados que quieren vivir en Alemania.

Legida congregó a una enorme cantidad de personas que, azuzadas por los ataques ocurridos en la estación central de Colonia, que algunos atribuyen a extranjeros, exigen el cierre de las fronteras a los refugiados. Con carteles que decían “Resistencia”, “Depórtenlos” y “Nosotros somos el pueblo”, los manifestantes dejaron en claro que la política de “Refugiados bienvenidos” no es compartida por toda la ciudadanía.

Contramanifestación con luces en Leipzig.

Contramanifestación con luces en Leipzig.

Uno de los carteles expuestos mostraba a tres hombres armados con cuchillos acosando a una mujer, mientras otro declaraba “Islam=terror”. Para evitar enfrentamientos, la Policía desplegó una fuerte presencia de agentes y mantuvo siempre listos los cañones lanzaaguas para usarlos en caso de ser necesario. El dirigente de Pegida, Lutz Bachmann (recordado por haber posado como Hitler en unas fotos), llegó a Leipzig a apoyar la manifestación.

Cadena de luces

Lukas Richter, uno de los manifestantes, dijo a la agencia AFP que lo sucedido en Colonia (donde cientos de mujeres fueron acosadas y asaltadas por hombres descritos como “árabes” y del “norte de África”) es una muestra más de una “violencia de los extranjeros que ha existido por años en Alemania”. A su juicio, “Merkel ha violado la Constitución y debe irse” y “el gobierno debe cerrar las fronteras y deportar a los inmigrantes ilegales”. Con esta demostración de fuerza, Legida celebra el primer año desde que salió a las calles.

Por otro lado, varios cientos de personas se congregaron para hacer frente a la movilización de Legida, siguiendo un llamado del alcalde socialdemócrata Bukhard Jung, quien pidió crear una cadena de luces para demostrar la tolerancia y apertura de la ciudadanía. Según cifras divulgadas por la prensa local, a esta manifestación asistieron unas 2.800 personas. Legida, en cambio, reunió a unos 2.000 simpatizantes.

Por otro lado, unos 250 ultraderechistas provocaron disturbios en las afueras de Leipzig, en coincidencia con las marchas del centro de la ciudad. El grupo de radicales violentos, identificados por la policía como "hooligans" de un club de fútbol local, lanzaron cohetes pirotécnicos, piedras y otros objetos contra ventanas, rompieron cristales y mobiliario urbano, hasta que la policía logró disolverlos.

DZC (AFP, dpa, EFE)


DW recomienda