1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Latinoamérica exige a UE acción en régimen de cuotas de banano

Para finalizar estancamiento del nuevo régimen europeo sobre importación de banano, Costa Rica sugirió cuotas por países como la mejor manera de evitar otra "guerra" internacional del fruto.


Corbana, la agencia exportadora de banano de Costa Rica dijo que podría acordarse una cuota global de importación para banano latinoamericano, basada en flujos comerciales previos y utilizando documentos para probar el país de origen del fruto. "Un sistema de cuota por país con certificados de origen podría ayudar a estabilizar el mercado en cuanto a volumen y precios para beneficio de todos los jugadores", dijo Corbana en

un comunicado.

Esta sería "la mejor opción para los productores latinoamericanos de banano", agregó. Ahora resta conocer la reacción de otros proveedores latinoamericanos de banano, como Ecuador el mayor exportador del fruto, y de los negociadores europeos, a la sugerencia de Costa Rica.

Luego del fin de la amarga "guerra de los bananos" de la década de 1990, que Europa perdió a manos de Ecuador y Estados Unidos, el bloque se comprometió a sustituir su complejo sistema de aranceles/cuotas a importaciones por un arancel de entrada único en enero de 2006.

El punto escabroso este año ha sido encontrar un arancel que sea aceptable para todas las partes. La Organización Mundial de Comercio (OMC) se ha embarcado ahora en una segunda ronda de arbitraje para resolver el tema -preferentemente antes de una ronda clave de conversaciones mundiales en diciembre.

La sugerencia más reciente de la Unión Europea es de un arancel de 187 euros (225 dólares) por tonelada, el cual fue rechazado por los productores latinoamericanos y los otros principales abastecedores del bloque: sus antiguas colonias en el Grupo Africano, del Caribe y el Pacífico (ACP, por sus siglas en inglés).

Después de Ecuador, Costa Rica es el segundo mayor proveedor de banano a la Unión Europea, seguido de Colombia y Panamá. Actualmente, los exportadores latinoamericanos pagan 75 euros por tonelada, dentro de un sistema de cuotas establecidas, para que su banano pueda entrar a Europa. El producto que exceda la cuota tiene que pagar un arancel de 680 euros por tonelada.

En contraste, las naciones del ACP disfrutan una exclusiva cuota libre de arancel. Mientras que Latinoamérica desea un arancel de no más de 75 euros, los menos competitivos estados del grupo ACP, buscan un arancel de 275 euros para sus rivales a fin de evitar que el banano latinoamericano más barato inunde el lucrativo mercado

europeo.