1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Eurodinámica

Las nuevas aspiradoras: menos potentes, pero mejor diseñadas

La UE ha comenzado a restringir este mes la potencia de las aspiradoras en el mercado europeo. Con mejores diseños se espera compensar la reducción de potencia, según expertos.

Escuche el audio 05:17

Escuche el audio

Septiembre suele ser siempre un mes de cambio, y este año no ha sido una excepción. Si alguien va a una tienda de electrónica para comprar una aspiradora nueva, este mes comenzará a echar de menos varios modelos misteriosamente desaparecidos. ¿La razón? Consumen demasiada corriente. Desde el 1 de septiembre de este año, los consumidores de la Unión Europea no podrán comprar aspiradoras con una potencia superior a 1.600 vatios. Se trata de una estrategia de ahorro de energía a largo plazo: en tres años, los modelos que se verán en los grandes almacenes europeos tendrán una potencia máxima de 900 vatios.

LED Lampe

Bombillas LED: 85% de ahorro en comparación con las discontinuadas bombillas clásicas.

Ante las protestas de que estos recortes de potencia podrían afectar a la calidad de los productos, los expertos han respondido que, a menudo, los problemas de rendimiento de una aspiradora se deben más a un diseño defectuoso que al nivel de potencia en sí mismo. Productos con buenos diseños aerodinámicos y motores modernos han demostrado obtener buenos resultados en diversas pruebas, con altos niveles de rendimiento aún con una potencia menor de 900 vatios.

Por eso, a partir de ahora, las aspiradoras deberán llevar etiquetas con información explícita sobre su eficiencia, uso de energía, niveles de ruido y poder de succión, además de la potencia.

Cuestión de dinero

La eliminación de aspiradoras poco eficientes de los mercados europeos es parte de una estrategia europea de ahorro de energía que se puso en marcha en 2009. Una de las primeras medidas que implementó y que más afectó a los consumidores fue, por ejemplo, la eliminación de las bombillas tradicionales. Hoy día, gracias a la introducción de los dispositivos LED, apenas nadie las echa de menos: con los dispositivos LED se ahorra un 85 por ciento de energía, y esto se refleja en el bolsillo.

Y es que, al fin y al cabo, a nadie le viene mal ahorrar un dinero en energía; y si encima colaboramos con ello a cumplir los objetivos de eficiencia energética de la UE, que planea una reducción total de un 20% del consumo de energía para 2020, pues aún mejor. Cuando el beneficio es mutuo, la estrategia sale adelante, y además se convierte en modelo a seguir para el resto del mundo, según opina el portavoz de la Agencia de Eficiencia Energética Alemana, Steffen Joest: “Hemos estado observando un creciente interés en otros países en el tema del ahorro de energía y electricidad, especialmente en el sector industrial. En medio de una crisis económica global, los consumidores aceptan todo aquello que implique reducir los costos de energía, sobre todo teniendo en cuenta que importar energía supone miles de millones de euros”.

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema