1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Las FARC amenazan con cancelar la tregua

El grupo guerrillero colombiano advierte en un comunicado que la "continua ofensiva militar" del Ejército pone "en serio riesgo" la continuidad del alto el fuego.

Si ayer el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (CERAC) anunciaba que el conflicto en Colombia entre la guerrilla y las autoridades se había enfriado ha sus niveles más bajos en treinta años, hoy las FARC han advertido que el alto el fuego unilateral vigente pende de un hilo. Desde el pasado 20 de diciembre, decía el organismo a través de un comunicado, no se ha registrado "ningún hecho ofensivo violatorio del cese al fuego atribuible a este grupo guerrillero".

Sin embargo, los negociadores de las FARC en La Habana advirtieron hoy de que la "continua ofensiva militar" del Ejército colombiano contra unidades guerrilleras pone "en serio riesgo" la continuidad de la tregua. Se trata del tercer comunicado en la última semana divulgado por la delegación de paz de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el que denuncian estas acciones militares y se dirigen al Frente Amplio por la Paz, en su calidad de verificadores de la tregua.

"Insensata hostilidad"

"Esta actitud de insensata hostilidad, en momentos en que desde el mismo Gobierno se ha insistido en buscar acuerdos para desescalar el conflicto, además de contradecir el mayoritario clamor nacional de paz, pone en serio riesgo la continuidad de la medida para evitar nuevas víctimas y amainar los dolores de la guerra", afirman.

Según la guerrilla, el pasado 1 de enero, tropas del Ejército colombiano abrieron fuego contra un campamento guerrilleros en el departamento del Cauca, en el que murieron seis militares y resultó herido un guerrillero. Además, indican que el 31 de diciembre una patrulla del Ejército

asaltó una columna guerrillera del departamento de Huila, incursión en la que fueron capturados dos guerrilleros, uno de ellos gravemente herido. El grupo guerrillero insiste en que todas sus acciones militares han tenido carácter defensivo.

La guerrilla, que mantiene a unos ocho mil combatientes, y el Gobierno mantienen en La Habana desde hace más de dos años contactos de paz, tras más de medio siglo de enfrentamiento. El presidente Juan Manuel Santos se ha negado a suspender las operaciones militares para no dilatar indefinidamente las negociaciones.

LGC (EFE / Reuters)