1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Las dos Coreas inician negociaciones para rebajar la tensión en el conflicto

El ultimátum de Pyongyang contra la propaganda de su vecino del sur a través de instalaciones de megafonía en la frontera y la concentración de tropas en la zona hacían temer un estallido bélico.

En medio de las crecientes tensiones entre Corea del Norte y del Sur, las autoridades de estos dos países vecinos acordaron para hoy conversaciones de alto nivel en la localidad fronteriza de Panmunjom, que darán comienzo a las seis de la tarde hora local (09:00 GTM).

Según anunció la presidencia en Seúl, el asesor nacional de seguridad, Kim Kwan-jin, representará a Corea del Sur junto al Ministro para la Reunificación, Hong Yong-pyo. En representación de Pyongyang viajará el secretario del Partido de los Trabajadores, Kim Yang-gon, y el alto funcionario Hwang Pyong-so, quien dirige el departamento político del Ejército y está considerado como hombre de confianza de Kim Jong-un. Algunos expertos lo consideran su número dos.

Ultimátum contra la propaganda

La convocatoria de las conversaciones deja sin efecto el ultimátum lanzado por Corea del Norte, que amenazó con ataques militares si Seúl no cortaba su propaganda contra Pyonyang en la frontera en 48 horas (que se hubieran cumplido una hora antes de comenzar las negociaciones). Corea del Sur había reanudado sus anuncios propagandísticos después de que varios soldados resultaran heridos presuntamente por minas norcoreanas.

Lautsprecher Südkorea Grenze DMZ Paju Soldat

Un soldado surcoreano retira los altavoces con los que su gobierno retransmitía propaganda a su vecino del norte.

Se trata de unas negociaciones de alto nivel sin precedentes cercanos que tratarán de evitar una escalada de la confrontación que enfrenta a ambos países. Antes de acordarse la mesa de negociación, Corea del Norte desplegó en la frontera baterías móviles de artillería, a lo que las fuerzas conjuntas de Corea del Sur y de Estados Unidos respondieron con un simulacro de bombardeo en cielo surcoreano con ocho aviones de combate.

LGC (dpa / EFE)