1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Las calles más seguras de Europa

Entre las grandes capitales de la UE, Berlín es la que tiene las calles más seguras, seguida de París y Helsinki. Mucho más cuidado hay que tener en Liubliana, la capital de Eslovenia.

default

Tráfico en la ciudad: Berlín es la capital más segura.

La probabilidad de sufrir un accidente de tráfico en Berlín es menor que en todas las otras grandes capitales de la Unión Europea. Medidas por número de muertos en accidentes por cada 100.000 habitantes, sólo París y Helsinki (Finlandia) logran guarismos comparables. Así lo informó el Consejo Europeo de Seguridad en el Tráfico (ETSC) en un informe publicado el miércoles (8.10.2008) en Bruselas.

Tödlicher Fahrradunfall

Muertos en la ciudad: ciclistas corren siempre peligro.

Muertos siempre hay. En las calles berlinesas murieron el año pasado 1,64 personas por cada 100.000 habitantes, mientras que en París fueron 1,70 y en Helsinki, 1,93. En promedio mueren en las grandes capitales de la UE 3,5 personas por cada 100.000 habitantes, o sea 35 por cada millón.

Según el ETSC, las calles más peligrosas son las de la capital de Eslovenia, Liubliana, en las que el año pasado perdieron la vida 12,98 personas por cada 100.000 habitantes, o sea, ocho veces más que en Berlín y casi cuatro veces más que en el promedio de la UE.

Peligro sobre todo en el este de Europa

En gran peligro viven también los habitantes de la lituana Riga (9,69), la eslovaca Bratislava (6,57) y la polaca Varsovia (6,45). Sólo en las calles de la capital de Malta, La Valeta, no ha muerto ninguna persona en las calles desde 2001… pero la ciudad tiene sólo 6.300 habitantes.

Unfall mit Auto, Kind und Fahrrad

3,5 víctimas mortales por cada 100.000 habitantes es el promedio en las grandes capitales de la UE.

La caída más espectacular del número de víctimas de tráfico se registró en Dublín, la capital de Irlanda, resaltó la institución independiente ETSC en su informe. En 1997, la tasa de personas fallecidas en accidentes de tráfico por cada 100.000 habitantes alcanzaba a 10,95. Diez años después son sólo 2,17.

Ello supone un descenso de la tasa de víctimas mortales de más del doce por ciento anual. En Berlín se registró un descenso anual del número de muertos en el mismo periodo del cuatro por ciento, mientras que en la UE cayó en promedio un 4,1 por ciento.

Meta: reducir a la mitad el número de víctimas fatales

Ese descenso no alcanza para lograr las metas que la Unión Europea se ha autoimpuesto: reducir a la mitad el número de víctimas mortales del 2001 al 2010. Claro está que en las ciudades en las que ya en 2001 se registraban relativamente pocos accidentes con víctimas mortales es difícil alcanzar tasas de reducción tan significativas.

No obstante, como lo demuestra el ejemplo de Dublín, con medidas inteligentes puede lograrse grandes éxitos. La capital irlandesa acomete decididamente desde hace doce años el problema de los accidentes de tráfico, dice Michael Byrne, encargado municipal de Seguridad en el Tráfico.

Por ejemplo con la creación de numerosas zonas urbanas con una velocidad máxima permitida de 30 kilómetros por hora y limitando considerablemente el tráfico de camiones. Además, la ciudad ha mejorado mucho la seguridad pasiva de los transeúntes, creando por ejemplo vías seguras para peatones a través de todo el casco urbano antiguo.

Casi uno de cada dos muertos en las calles de las capitales de la UE fueron el año pasado un peatón (43 por ciento) o un ciclista (5 por ciento), según el informe del ETSC. Aproximadamente el 60 por ciento de los habitantes de la UE viven en ciudades.

DW recomienda

Enlaces externos