La Unión Africana da un ultimátum a Burkina Faso | El Mundo | DW | 03.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La Unión Africana da un ultimátum a Burkina Faso

Si en el plazo de dos semanas no hay un gobierno civil, la Unión Africana sancionará a Burkina Faso, después de que el Ejército asumiese la transición del país tras la dimisión de Blaise Campaoré.

Entre esas sanciones, estarían la retirada de la membresía de la UA, informó el Consejo para la Paz y la Seguridad del organismo, tras reunirse en la capital de Etiopía, Adís Abeba. "Estamos convencidos de que el cambio en la cúpula del Gobierno no se llevó a cabo de forma democrática. El Ejército aprovechó la presión del pueblo para tomar el poder", afirmó Simeon Owono Esono, que actualmente preside el Consejo para la Paz y la Seguridad.

Asediado por la presión internacional, el Ejército de Burkina Faso, que tomó el mando del país este fin de semana tras la dimisión del expresidente Blaise Compaoré, ha abierto una negociación con representantes sociales para establecer un Gobierno civil de transición. Así lo aseguró hoy (03.11.2014) el teniente coronel Isaac Zida, proclamado jefe de Estado por las Fuerzas Armadas, quien aseguró que este régimen interino estaría liderado por un civil elegido por consenso.

Casi tres décadas en el poder

"Burkina retomará una vida constitucional normal en el menor tiempo posible", dijo a los medios de comunicación, tras una reunión con representantes diplomáticos en la que fue nuevamente instado a devolver el país a su estado democrático. "Estamos en conversaciones con todos los actores representativos de la sociedad para corregir el vacío de poder dejado por Compaoré, y establecer un Gobierno de transición dentro de un marco constitucional", aseguró Zida.

Compaoré, que llevaba casi tres décadas en el poder, dimitió el pasado viernes tras días de multitudinarias protestas y huyó a Costa de Marfil. Tras ello, el Ejército asumió el poder. Los manifestantes que forzaron la dimisión de Compaoré protestaron por su intención de reformar la Constitución para poder volver a presentarse a las elecciones.

Compaoré accedió al poder en 1987 mediante un golpe de Estado. En 1991 se convirtió en el presidente oficial del país. Según la prensa, los soldados realizaron el domingo disparos de advertencia para disolver a los miles de manifestantes que reclamaban la participación de los civiles en la transición en las calles de la capital, Uagadugú.

MS (dpa/efe)