1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La UE sigue sopesando la adhesión de Turquía

En la reunión de Ministros de Asuntos Exteriores en Malta, Austria y Luxemburgo exigieron la abolición de las negociaciones con Turquía. Alemania, por el contrario, se opone a esta postura.

Malta EU-Außenministertreffen (DW/M. Luy)

La alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini

La Unión Europea (UE) dejó claro hoy (28.07.2017) a Turquía que, si continúa interesada en acceder al club comunitario, debe cumplir con los requisitos necesarios, incluido el respeto a las libertades fundamentales y la ley internacional, y renunciar a reintroducir la pena de muerte.

"Las negociaciones de ampliación continúan, no se han detenido, pero no estamos trabajando en abrir nuevos capítulos", indicó la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, en una rueda de prensa tras una reunión informal de ministros de Exteriores comunitarios, a la que estuvo invitado, además, el titular turco de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu. "Si Turquía está interesada en las negociaciones de acceso, sabe muy bien lo que implica", especialmente en el ámbito de los derechos humanos, el Estado de Derecho, la democracia, las libertades fundamentales, las libertades de la prensa, el respeto a la ley internacional o la pena de muerte, apuntó Mogherini.

Ésta era la primera vez que los ministros de la UE debatían los resultados del referendo que avaló conceder más poderes al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, o las últimas detenciones masivas de personas supuestamente relacionadas con el intento golpista del pasado julio.

Liberalización de política de visados

Preguntada por el reclamo que hace Turquía de liberalizar la política de visados para sus ciudadanos, Mogherini indicó que será necesario realizar un balance con los interlocutores sobre el estado de la situación. La jefa de la diplomacia comunitaria precisó, asimismo, que la política de ampliación de la UE es un elemento tanto de "seguridad" como de "estabilidad" para la región.

Ankara aún no cumple varios requisitos con los que se había comprometido para liberalizar los visados, a pesar de que era uno de los objetivos que esperaba conseguir dentro del pacto migratorio con la UE para acoger refugiados en su territorio y evitar que lleguen en masa al territorio europeo.

Malta EU-Außenministertreffen | Mevlut Cavusoglu, Türkei (picture-alliance/Anadolu Agency/C. Ozdel)

El titular turco de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu

Posturas encontradas

En otro extremo se situó el ministro austríaco, Sebastian Kurz, que volvió a insistir en que "el camino no puede ser la adhesión" de Turquía. El comisario europeo de Ampliación, Johannes Hahn, que a su llegada admitió que la actual situación es "insostenible", llegó a proponer durante la reunión que la Comisión Europea realice una evaluación del compromiso de Ankara con los llamados criterios de Copenhague para la adhesión –algo solicitado por países como Holanda–.

En cambio, la mayoría de Estados miembros rechazó esa posibilidad. "No estoy defendiendo a Turquía, pero creo que debemos permanecer comprometidos. Ser más responsables para preservar lo que hemos creado", dijo el ministro lituano, Linas Linkevicius.

El titular húngaro, Péter Szijarto, pidió a la UE dejar el "doble rasero", ya que "no quiso un acuerdo migratorio con Turquía que elaborase demasiado sobre los asuntos de los derechos humanos", en referencia al pacto para evitar la llegada masiva de refugiados a Europa a través de los Balcanes.

FEW (EFE, AFP, Reuters)
 

Ver el video 02:15

Turquía y Brexit, en la agenda de Merkel

Audios y videos sobre el tema